Sábado, 15 de diciembre de 2018

REMO

La trainera peregrina de Orio

Crónicas desde el puerto

Foto: Cris Tobío

Foto: Cris Tobío

Euskal Herria ha sido siempre, tradicionalmente, una tierra con profundas raíces religiosas, católicas más concretamente, y esas convicciones espirituales se manifiestan aún hoy en el día a día de nuestras gentes. Las gentes de la mar, nuestros arrantzales, de igual forma, siempre se han apoyado en una religiosidad profunda y sencilla, para hacer frente a su duro trabajo de cada día.

Evidentemente, esta forma de entender la vida diaria tiene su reflejo en el deporte, un apartado importante en la cotidianeidad de nuestro pueblo.

El 28 de Julio de 2007, un grupo de veintiún remeros de Orio, ocho de ellos habían remado en la “San Nikolás”, comandados por Eneritz Garmendia, profesora, que ejercía de patrón, y única mujer del proyecto, realizó una gesta deportivo – religiosa, sin precedentes en el mundo del remo. Realizaron la peregrinación a Santiago de Compostela, desde Irún hasta Noia, remando durante 13 días, siguiendo la costa cantábrica, con la única ayuda de un barco de apoyo, y una furgoneta que les acompañaba por tierra con la logística necesaria para esa aventura. Juan Angel Garmendia, el organizador, y Eugenio Cotado, coordinador del proyecto y Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Orio, recibieron el apoyo incondicional del Club de Remo de Orio, al poder contar con los medios necesarios para llevar adelante la expedición. En primer lugar les prestaron una trainera de madera, para hacerse a un estilo propio de remada, posteriormente una de plástico para mejorar sus prestaciones, y finalmente, cuando fueron elegidas las embarcaciones con las que se encararía la temporada en la ACT, les cedieron la Txiki (en honor de Txiki Larrañaga, figura mítica del remo en Orio), de fibra de carbono. Gimnasio, asesoramiento…el club se volcó en la ayuda a estos intrépidos expedicionarios.

Con trece remeros en las tostas, y ocho en la embarcación de apoyo, a fin de ir relevándose en el esfuerzo, fueron cubriendo una a una, todas las etapas programadas, durmiendo en polideportivos cedidos por los Ayuntamientos de las localidades en las que hacían escala, siendo recibidos, en muchas de estas localidades, con todos los honores y con la hospitalidad y cariño que cabía esperar de estas poblaciones hermanas.

Cuando Koldo, el párroco de los Pasionistas de Irún, les dijo, al bendecir la embarcación, “contáis con la protección del Santo, y con nuestras oraciones”, realmente fue premonitorio, porque, con Santo o sin él, las tremendas dificultades a las que se enfrentaron al encarar la boga por la Costa da Morte, según relatan, ponían los “pelos de punta”. Días antes de llegar la Txiki a esta altura de la singladura, últimas etapas de su viaje, parece ser que una trainera gallega se había partido en dos contra las rocas, por culpa del tremendo oleaje que azota estas costas, inhóspitas y trágicas para el tráfico marítimo.

Pero el viaje terminó sin tener que lamentar incidente alguno, llegando los remeros, tres de ellos caminando desde Noia, donde desembarcaron, precedidos por la trainera, hasta la plaza del Obradoiro, en Santiago, donde se les reconoció oficialmente como peregrinos, y autores de una gran gesta deportiva, tiñendo de amarillo la histórica basílica gallega. Los Gerardo Azkue, Jokin Alberdi, Imanol Bengoetxea, Eugenio Cotado, Egoitz Etxeberria, Txomin Eizagirre, Joakin Gozategi, Juan Angel, Jesús Mari e Iñigo Garmendia (los Xarpas), Aitor Izeta, Aitor Errasti, Angel Martínez de la Hidalga, Jon Odriozola, Iñaki Gárate, Gotzon Iruretagoiena, Imanol Uranga, Ekain Yarza, Juan Daniel Idígoras, Jose Ignacio Atorrasagasti, Joseba Manterola, y Eneritz Garmendia, la mayoría de Orio, y algunos de Aia, o Zaratuz, Santi Manterola, como patrón del barco de apoyo, y Antonio Manterola como responsable de la furgoneta y remolque, y el propio Txiki Larrañaga, cuya imagen viajó en la popa de trainera todo el recorrido, pudieron volver a casa, Orio, con la satisfacción de haber logrado su objetivo. Una gesta sin precedentes y que difícilmente volverá a repetirse.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!