Lunes, 19 de noviembre de 2018

PRIMER EQUIPO

Real Sociedad – CSKA Sofía

Copa de Europa 1981-82

real cska europa

Lo primero que hay que aclarar es que la Copa de Europa es la precursora de la actual Champions y que en realidad responde mejor a lo de Champions porque entonces sólo la jugaban los campeones de las ligas europeas y el campeón de la edición anterior. Para la Real se trataba de su primera incursión en esta competición.

Tuve la gran fortuna de acompañar al equipo en su viaje a Bulgaria. Y lo de acompañar lo digo en toda la extensión de la palabra porque hice el viaje con jugadores, técnicos, directivos, periodistas etc. tanto a la ida como a la vuelta en un tupolev que partió y aterrizó en el entonces nuevo aeropuerto de Vitoria.

Salimos de Vitoria el lunes 14 de septiembre para volver el jueves 17. Nos alojamos en el Hotel Novotel de Sofia bastante alejado del hotel de concentración del equipo. Era la época de las dos Europas y estábamos en la Europa del Este. La moneda era (y sigue siendo) la leva que en el cambio de entonces se correspondía a un dólar USA que era lo que llevábamos todos y que eran muy apreciados en el mercado negro. Todos quisimos hacer el agosto con el cambio aunque algunos tuvimos que pagar un alto precio por la picaresca utilizada por los búlgaros. No había mucha cosa que comprar salvo lo que tuviera que ver con productos rusos o cubanos que estaban a un precio y condiciones no vistas entonces por aquí. Muchos compramos chatka rusa a un precio muy asequible  pero el que se llevó la palma fue Luis Arconada que compró una caja y al que retuvieron en la aduana de Gasteiz al regreso pero al que finalmente dejaron pasar con todo el ‘cargamento’.

El partido se jugó en el estadio Basil Levski de Sofia. El estadio era el tradicional de los países del este, con tribunas muy tendidas y sin apenas estar cubierto y con pistas de atletismo. El once de la Real fue muy cercano al habitual con Larrañaga en el puesto del lesionado Diego y con Bakero en banda derecha con sus 18 años. Fue un partido en el que el dominio del juego fue realista durante el primer tiempo, seguros atrás y con contras peligrosas. La segunda parte el equipo fue echándose poco a poco para atrás y los búlgaros comenzaron a poner balones en el área aunque generalmente desde posiciones intermedias y nunca desde la línea de fondo, lo que facilitaba la la labor de contención realista. En el minuto 89 se producía el único gol del partido, en uno de esos centros y en uno de los pocos errores de nuestra zaga que aprovechó Ionchev para batir a Arconada que hasta entonces había intervenido acertadamente en tiros lejanos y atajando los citados centros. Mención para un gol anulado a Satrus, mediado el segundo tiempo, que hoy todavía no sé si estaba en posición legal o no. Total, que nos íbamos para casa con 1-0 para el CSKA pero con la esperanza de que el 1 de octubre Atotxa viera la remontada realista.

En un abarrotado Atotxa se jugó el partido de vuelta el miércoles 1 de octubre. El CSKA planteó un partido ultradefensivo siendo Arconada un espectador más la mayor parte del partido. Antes que nada, decir que la Real no acertó a abrir juego por las bandas aunque contase para ello con Bakero y Lopez Ufarte y el partido resultó demasiado enmarañado en el centro del campo. Aun así Periko Alonso tuvo sus buenas ocasiones de marcar con tiros de fuera del área, como las tuvo también Bakero que protagonizó un par de incidentes con el portero búlgaro que fue el mejor jugador de su equipo. Los ánimos de los búlgaros se fueron calentando contra el goizuetarra y antes del minuto 20 del segundo tiempo sufrió una grave entrada por parte de un defensor del CSKA que obligó a su sustitución. Lo que no sospechábamos nadie es que nuestro jugador tuviera rota la famosa ‘triada’ que le tuvo apartado de los terrenos de juego no volviendo a jugar esa temporada en la que se volvió a conquistar la Liga. En su lugar entró Uralde que también tuvo alguna buena oportunidad. El final del partido fue de infarto, con Celayeta y Olaizola incorporados al ataque, la afición entregada y el gol que no llegó para decepción de los asistentes.

La Real cayó pues a las primeras de cambio en la máxima competición continental y en su primera experiencia. En el conjunto de la eliminatoria se mostró superior a un compacto y rocoso equipo búlgaro pero el solitario gol de Sofia nos dejó fuera de la competición demasiado pronto.

Como de todo se sacan enseñanzas, la Real afrontó su segunda participación consecutiva en la Copa de Europa con la lección aprendida y con el ánimo de llegar lejos… y así fue, pero eso queda para otras vivencias que otros contarán en esta misma sección.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!