Viernes, 19 de abril de 2019

Real Sociedad 2-0 Inter de Milán

Temporada 1979-1980

1979-1980 1-0

A pocos minutos de las diez de la noche del miércoles 3 de octubre de 1979, los muros de Atotxa todavía temblaban. Resonaban aún los gritos de miles de realistas, el eco de sus aplausos, de sus vítores, de sus gritos de ánimo, de protesta, de ilusión y de alegría. La Real había ganado nada menos que al Inter de Milán, el equipo que unos meses después ganaría el Scudetto. En ese momento pocos pensaron que el memorable encuentro que acaban de presenciar suponía la eliminación de su equipo en la primera ronda de la Copa de la UEFA. Y es que aquella Real acababa de hacer historia. No con un título o con un incomparable mérito deportivo. Pero sí grabando a fuego en la memoria y en el corazón de sus aficionados un partido inolvidable, probablemente el mejor que haya jugado nunca la Real. Había sucumbido 3-0 en Milán, a causa de unos minutos fatídicos al inicio de la segunda mitad, y en Italia, donde se maltrató a la afición realista, nadie dudaba de que la eliminatoria estaba resuelta.

Pero los de Ormaetxea decidieron plantar cara. Y vaya si lo hicieron. Contaron con los mejores aliados posibles: la calidad de sus hombres, Atotxa y los miles de realista que lo abarrotaron. Todo el mundo creía en la remontada, a pesar de que la Real aún no había ganado un partido en competición europea, siendo ésta su tercera participación y el que estaba a punto de jugarse su octavo encuentro. Pero todo el mundo creía, no ya en el triunfo, sino en la remontada. Para completar un ambiente irrepetible e irrespirable para el rival, el inglés Partridge, árbitro del partido, no pitó nada en un claro derribo a López Ufarte en el primer minuto de juego. Atotxa ya no paró de gritar. En el minuto 21, la Real rompió la primera barrera. Bordon consiguió repeler el disparo de López Ufarte, pero ahí estaba Satrústegui para empujar el balón al fondo de la red y celebrarlo como siempre lo hacía, con el puño en alto.

El viejo marcador de Atotxa ya señalaba el 1-0, la grada tronó con todas sus fuerzas y el Inter empezó a dudar. Y por eso, como buen equipo italiano que siempre ha sido, empezó a echar mano del otro fútbol. Faltas, patadas, juego violento, interrupciones, pérdidas de tiempo. Todas esas artimañas le valían a los italianos. Y al colegiado inglés no le quedó más remedio que empezar a enseñar tarjetas, hasta seis para los italianos. Una cifra verdaderamente inusual para la época, como inusuales fueron los cinco minutos de tiempo añadido en la primera mitad por la actitud del Inter. De todas las formas posibles intentó la Real conseguir el segundo gol que le situara al borde del empate. Pudo llegar desde el punto de penalti, pero otra vez Partridge decidió no pitar nada a pesar de un cabezazo de Idígoras, ya en la segunda mitad, impactó claramente en la mano de un defensor interista.

El gol llegó en el minuto 78, cuando Periko Alonso le dio el balón a Satrus y éste, tras una magnífica jugada personal, hizo el 2-0. Atotxa soñaba, vibraba, rugía como pocas veces lo hizo, y eso que pocos estadios había tan calientes como el donostiarra cuando se lo proponía, cuando la gesta de los suyos lo merecía. Ormaetxea, un entrenador al que desde muchos sitios se ha tachado siempre de defensivo, quitó dos hombres de la retaguardia para buscar la hazaña. Pero el tercer gol, por muy merecido que fuera, nunca llegó. Cuando el trencilla inglés pitó el final, los jugadores del Inter resoplaron porque habían sobrevivido a un vendaval inenarrable. La Real ganó su primer partido en Europa, pero no logró el merecido premio de la clasificación. Dio igual, Atotxa y los realistas supieron ver la hazaña y la premiaron con la mayor ovación que escucharon sus ya entonces desgastados muros.

Real Sociedad: Arconada, Celayeta, Olaizola (Iriarte, 85’), Alonso, Gajate, Kortabarria (Gaztelu, 57’), Idígoras, Diego, Satrústegui, Zamora, López Ufarte.

Inter: Bordon, Canuti, Baresi, Pasinato, Mozzini, Bini, Oriali (Pancheri, 64’), Marini, Altobelli (Caso, 78’), Beccalossi, Muraro.

Goles: 1-0, minuto 21, Satrústegui; 2-0, minuto 78, Satrústegui.

Árbitro: Partridge (Richardson y Stoakley, jueces de línea). Tarjetas amarillas para Canutti (4’), Gajate (17’), Baresi (18’), Altobelli (27’), Muraro (38’), Marini (40’), López Ufarte (63’) y Bordon (70’).

Atotxa, lleno absoluto.

Diario Vasco: “Partido memorable. La Real, soberbia, pudo seguir adelante”.

Mundo Deportivo: “La Real Sociedad rozó el milagro”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!