Domingo, 26 de mayo de 2019

GBC

Un paso atrás

Foto: Karlos Aginaga

Foto: Karlos Aginaga

Hoy el GBC ha dado un paso atrás en su progresión. Y no es la derrota la que lo define, ni el hecho de que sean dos consecutivas. Lo que remarca este hecho es la perdida de alguno de los valores que le habían permitido crecer a lo largo de los últimos partidos.

Lo primero que hemos echado en falta ha sido la presión sobre la línea exterior rival. Si nos atenemos a los números podría sacarse la conclusión de que una vez más se ha conseguido bajar con éxito el porcentaje de tiro de tres del adversario. En esta oportunidad, salvo el caso de Corbacho – defendido con bastante acierto- el Rio Natura falló tiros bastantes cómodos, que en el caso de haber estado más atinado quizás le habría proporcionado un final de partido más placido para sus intereses.  Los bases gallegos han jugado demasiado sueltos, y han podido desarrollar sus sistemas con bastante libertad, lo que ha dificultado la defensa guipuzcoana.

Uno de los puntos fuertes de la progresión del GBC había sido la buena y rápida circulación de balón. Hoy se ha involucionado en este aspecto. Los de Sito Alonso se han empeñado en buscar a Robinson a toda costa, cuando estaba bien defendido, y han olvidado que la mayor virtud del americano hasta ahora había sido su capacidad para dejar que el partido llegase a él, sin forzar las situaciones hasta que el partido lo demandase. Hoy desde el principio se ha visto al equipo demasiado pendiente y necesitado del alero. Demasiado pronto. Demasiada carga de responsabilidad, y esto ha facilitado la labor defensiva de un equipo muy efectivo en este aspecto. Esto se ha traducido en unos porcentajes de tiro sumamente bajos, con los que es muy difícil ganar. Un 36% en T3 y un 35% en T2 son unas estadísticas demoledoras, y el bajo acierto de Winchester comienza a ser una constante preocupante. Hoy dada la escasa movilidad las buenas posiciones de tiro han escaseado y por ello estos paupérrimos porcentajes.

Los partidos que han acabado con victoria en el casillero del GBC, o los que normalmente acaban en un partido amarrado por parte de un equipo radica en muchas ocasiones en la dirección de juego. Quién lleva el tempo de partido, en que momentos y cuanto producen para sus respectivos intereses. No llama mucho la atención los números de los bases gallegos en cuanto valoración, pero las sensaciones de llevar la batuta en la mayor parte del choque quedo patente en muchos minutos. A remarcar la actuación del base heleno, que ha realizado un partido muy interesante, además de que han funcionado bien ambos juntos, castigando la floja defensa de Winchester sobre rafa Luz en el segundo cuarto sobre todo. Hoy el control del partido ha sido del equipo visitante, tal como se ha visto en el gran número de tiros forzados con la posesión a punto de agotarse.

Confiamos en el cuerpo técnico para pulir estos detalles a los que alude Sito Alonso, pero conviene que el equipo no desande el buen camino que había andado hasta ahora.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!