Domingo, 22 de octubre de 2017

Delirios de grandeza

Que el Athletic de Bilbao haya despilfarrado en San Mamés más de 200 millones en uno de los mejores campos del mundo cuando no van a Champions desde el siglo pasado y no sacan la Gabarra desde hace ya tres décadas, habla bien a las claras de lo alejados que viven de la realidad en Ibaigane y de que son el ojito derecho del Gobierno Vasco

Foto: miathletic.com

Foto: miathletic.com

Hace unos días leía en un diario bilbaíno un artículo en el que su autor, para hablar sobre el momento actual de la Real Sociedad, titulaba “Delirios de grandeza”. El texto en sí no era demasiado agresivo, pero el encabezado del mismo, muy desacertado y provocativo. O más bien totalmente opuesto a la realidad. Y es que supongo que todos conocerán ese refrán que habla de “Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”.

¿Cómo este periodista zurigorri puede ver delirios de grandeza en la Real cuando su club acaba de despilfarrar –con la que está cayendo- más de 200 millones de euros en un nuevo campo? Porque el nuevo San Mamés es una obra faraónica totalmente alejada de la realidad del club bilbaíno, y de los tiempos que corren.

¿Cómo han podido hacerse con el dinero de todos los vascos uno de los mejores campos de fútbol del mundo cuando solo han ido una vez a la Liga de Campeones en su historia y fue el siglo pasado? ¿Cómo un club que no va a Champions, que jamás ha logrado un título continental y que el último título doméstico conseguido  data de 1984 es capaz de semejante farándula y despilfarro? ¿Acaso no son eso delirios de grandeza?

Y es que ya tendría bemoles la cosa si se lo hubiesen hecho con su dinero (bilbainada), pero es que resulta indignante y escandaloso que se lo han pagado las instituciones, cuando, por ejemplo, el Gobierno Vasco puso para Anoeta -instalaciones municipales-  6 millones de euros frente a los 55 kilos que acaba de aportar a San Mamés Barria -sociedad privada-. Por supuesto sin obligarles a poner pistas de atletismo, como sí hizo en Donostia. Increíble.

Es más, el mismo GV que mima a los del Botxo, niega dinero para la remodelación actual del campo de Anoeta y el miniestadio adyacente, que con esos  55 millones se completaría íntegra. 230 vs 55. Y es que el nuevo Anoeta es un proyecto modesto, austero,  público y ajustado a la realidad del club, de la ciudad, y de los tiempos en los que vivimos, no así San Mamés. Y por supuesto no creo que a este lado de la A-8 a nadie se le ocurra pedir esos 55 kilos, sino el porcentaje equivalente aportado por el GV a SMB, aproximadamente la cuarta parte del  total, que en nuestro caso no pasaría de los 15 millones…

Pero me estoy desviando y no quiero entrar ahora en los continuos agravios a los que se ve sometida Gipuzkoa y la Real Sociedad frente a nuestros vecinos de Bizkaia, ya que daría para largo y quiero ir acabando. Y es que las instituciones hace tiempo que se quitaron la careta, pero esa, es otra historia. Delirios de grandeza, sí, la zurigorri, delirios de una grandeza marchita. Euuup!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!