Lunes, 16 de diciembre de 2019

FEMENINO

Lágrimas en el cierre de una temporada histórica (0-2)

La Real Sociedad vuelve a caer en Bera Bera ante el Club de Campo y no puede revalidar el título liguero, que viaja a Madrid. Cuarto mejor equipo del continente y subcampeón de Liga y Copa, el conjunto txuri urdin pone fin así a un histórico año al que solo le ha faltado el broche

Minuto 57. Anabel Flores ejecuta su último penalti córner como txuri urdin. (Foto: Alberto Pérez)

Minuto 57. Anabel Flores ejecuta su último penalti córner como txuri urdin. (Foto: Alberto Pérez)

La Real Sociedad ha vuelto a caer derrotada ante el Club de Campo en Bera Bera en el tercer y definitivo partido por el título, consiguiendo el cuadro madrileño voltear la eliminatoria. Tras comenzar imponiéndose la escuadra donostiarra en Madrid la semana pasada en el partido de ida, ayer hizo lo propio el Club de Campo en Donostia, forzando así el partido de desempate que se disputaría en el mismo escenario. Hoy, las madrileñas han vuelto a doblegar a las donostiarras, conquistando el título de Liga.

Anabel Flores, tras más de una década defendiendo la zamarra txuri urdin, no ha podido despedirse con un nuevo título que hubiese puesto el broche a una brillante carrera. Como no ha podido ponerlo un equipo que ha realizado un histórica temporada, logrando el subcampeonato en la Copa de la Reina y un cuarto puesto en la máxima competición continental a nivel de clubes. Hoy, por desgracia, de nuevo han repetido subcampeonato.

El Club de Campo vuelve a truncar así las esperanzas de las realistas, que nunca han dado por perdido el partido, pero en el que se han mostrado con la pólvora mojada.

Inicio fulgurante

Cinco minutos tardó la Real en comenzar a carburar, los que le costó a Anabel Flores plantarse delante de María Ángeles Ruiz, que desvió el lanzamiento a bocajarro de la pasaitarra. Marcela Casale y Poli Guajardo tuvieron ocasiones inmejorables a continuación, pero Ruiz se mostró muy segura. Al igual que hiciera al desviar con la pierna el disparo de Patricia Maraña en el primer penalti córner del que dispusieron las locales. Una magnífica combinación entre las argentinas Casale y Guajardo era cortada por una defensora madrileña con el pie, sin conseguir cobrar ventaja la Real en el nuevo lanzamiento.

La Real iba con todo, y tenía al Club de Campo contra las cuerdas, sin que éste consiguiese acercarse con peligro a la portería de María López de Egilaz hasta mediado el primer acto. Poli Guajardo volvería a dejar constancia de su calidad tras asistir por alto a María Gómez, saliendo el disparo de ésta lamiendo el larguero. Minutos intensos durante la primera mitad por parte de las txuri urdin, con actuación sobresaliente de la arquera visitante.

El que perdona paga

Al igual que ocurriera el sábado, la Real Sociedad había sido mejor y había dispuesto de más y más claras ocasiones que su rival durante la primera parte, pero no había conseguido irse al descanso en ventaja. Por desgracia para los intereses realistas, la historia se repetía igualmente en cuanto a la efectividad de las madrileñas, que se adelantaban a los seis minutos de la reanudación (42´) tras aprovechar Belén Iglesias un rechace de López de Eguilaz. Sin haber llegado apenas, el Club de Campo se ponía en ventaja.

La Real acusó el golpe y el desgaste de la primera parte, y el cuadro madrileño iba a comenzar a crear peligro. Así, las visitantes disponían de su primer penalti córner cuatro minutos después, sin consecuencias para las donostiarras, que respondieron con una gran ocasión de Belzunegi tras el disparo de María Gómez en el tercer penalti córner del que disfrutaban. La Real poco a poco fue perdiendo fuerza y el Club de Campo ganando metros y confianza ante la debilidad donostiarra. Sin entregar la cuchara aunque exhaustas, las de Pablo Fernández atacaban a ráfagas. Así llegaría el cuarto penalti córner para las txuri urdin en el minuto 48, también desaprovechado. Y hasta aquí llegaron. El empuje de una repleta grada de Bera Bera, que no dejó de animar a las suyas ni un instante, impidió que las locales se derrumbaran. Pero a falta a dos minutos para la conclusión del choque López acababa con el sueño de las gipuzkoanas al colocar el 0-2 en el electrónico de Bera Bera. Enrabietada y a la desesperada la escuadra blanquiazul sacó fuerzas de flaqueza y se dejó hasta la última gota de sudor sobre el campo, sin conseguir recortar distancias.

Tras la bocina final las jugadoras del Club de Campo y la afición desplazada estallaron de alegría, mientras los rostros de las realistas se cubrían de lágrimas. Bera Bera reconocía el esfuerzo de las suyas con una estruendosa ovación, mientras el Alcalde donostiarra Juan Carlos Izagirre y el presidente de la entidad txuri urdin Jokin Aperribay entregaban las medallas a las subcampeonas, a nuestras campeonas.

Leyenda

Anabel Flores cuelga el stick de forma amarga, y hoy no encontrará consuelo. Ni mañana. Solo el tiempo conseguirá hacerle ver lo que ha logrado. Tras 13 años en la Real Sociedad y más de 300 partidos defendiendo la elástica txuri urdin, el año pasado logró cumplir su sueño: ganar una Liga con la Real. Un sueño que hoy no ha podido repetir, pero que no debe empañar una brillante carrera. 62 veces internacional absoluta, con europeos y campeonatos del mundo a sus espaldas, su nombre ha quedado inscrito para siempre, con letras de oro, entre los que han logrado la mejor clasificación histórica de la Real en el EuroHockey. Zorionak eta eskerrik asko Ana!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!