Martes, 11 de diciembre de 2018

PRIMER EQUIPO

El TVCP acusa a la Diputación de conceder un millón de euros en patrocinio a la Real

El pago tuvo lugar en julio de 2012, y el órgano fiscalizador critica que la acción se llevó a cabo sin haber suscrito previamente ningún contrato con el club txuri urdin

euskararekin

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) detalla en el informe de fiscalización de las cuentas públicas de la Diputación de Gipuzkoa correspondiente al ejercicio de 2012, que el Gobierno foral de Bildu concedió un millón de euros a la Real Sociedad en concepto de publicidad y patrocinio sin haber firmado con el equipo txuri urdin ningún contrato previo.

Según el  punto 5 del apartado de “Contratación administrativa” del informe del TVCP: “Un contrato privado de patrocinio publicitario, fue adjudicado en el ejercicio 2012 a una entidad deportiva por un millón de euros sin que se respeten los principios legales que deben regir la contratación administrativa. El Consejo de Diputados acordó el abono de la prestación una vez realizada, sin mediar contratación previa. No consta, además, ningún informe de valoración que justifique el importe abonado al adjudicatario por su labor de promoción del euskera, de los valores sociales y de la imagen del THG”.

En este documento, el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas no detalla en ningún momento que el club beneficiado sea la Real Sociedad, pero es la Diputación de Gipuzkoa la que en un comunicado emitido para alegar este pago detalla que este patrocinio “fue acordado en la anterior legislatura (PNV) para promover el euskera, los valores sociales y la imagen del territorio histórico de Gipuzkoa”. En la citada nota de la Institución foral se recoge también que, “en virtud de este acuerdo, el primer equipo de fútbol del territorio lució durante la temporada 2011-2012 el lema ‘Gipuzkoa, euskararekin bat’ en la camiseta, en la ropa de entrenamiento y en la de paseo”, para publicitar el citado lema del acuerdo.

Una vez terminada la temporada, la Real Sociedad solicitó “la compensación correspondiente a la prestación solicitada”, explica la nota, en la que se puede seguir leyendo que “es por ello que, tras acordar la rebaja con respecto a la cantidad contemplada en el acuerdo heredado de la anterior legislatura, esta Diputación procedió al abono de 847.457 euros más el IVA en julio de 2012″.

En junio de 2011, en el último mes de gobierno del PNV, la Real y la Diputación formalizaron un nuevo contrato de patrocinio para la campaña 2011-2012 por un importe de 1,2 millones, más el IVA correspondiente. La propuesta, según explica la Institución foral, se incluyó en el último Consejo de Diputados de la anterior legislatura, el 21 de junio de 2011, pero no fue aprobada. Al poco tiempo, se produjo el relevo de gobierno, y Garitano se convirtió en el nuevo presidente de la Diputación de Gipuzkoa sustituyendo en el cargo a Markel Olano.

Sin acuerdo firmado

La Diputación provincial admite en sus alegaciones que el contrato de patrocinio con la Real no fue aprobado por el Consejo de Diputados ni tampoco existió contrato firmado con el club txuri urdin.

“Si bien por parte del órgano competente de esta Diputación Foral no se adoptó el acto administrativo necesario para aprobar el nuevo contrato de patrocinio publicitario, ni se aprobó el gasto corresopondiente para hacer frente a las obligaciones derivadas del mismo, ni se suscribió documento contractual alguno, lo cierto es que la Real Sociedad durante la temporada 2011-2012 cedió de hecho a la Diputación Foral de Gipuzkoa el derecho de uso de la imagen en su actividad deportiva a fin de colaborar con la publicidad de esta última”, explicó la Institución foral en su comunicado.

Cuando Bildu llevaba un año gobernando al frente de la Diputación de Gipuzkoa, la Institución entendió que, realmente, la Real Sociedad había llevado a cabo la prestación pactada, motivo por el que “debía abonarse al contratista la correspondiente contraprestación con el fin de evitar el enriquecimiento injusto de la administración”, lo que se hizo con cargo a los presupuestos del gabinete del diputado general. Además, desde la Diputación se consideró que “se trataba de dar cumplimiento a un compromiso adquirido por el anterior Gobierno foral”. En consecuencia, por las razones citadas anteriormente, el consejo de diputados accedió a pagar a la Real, si bien redujo el importe acordado y lo dejó en un millón de euros, con el IVA incluido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!