Lunes, 17 de diciembre de 2018

Victor Bonilla

Foto: eltiempo.com

Foto: eltiempo.com

El jugador que hoy recordamos vino a la Real Sociedad con la difícil papeleta de sustituir a uno de los delanteros que más ha dado al club txuriurdin en las últimas décadas. No cumplió las expectativas y estuvo sólo una temporada con nosotros. Heredó el número 9, pero apenas anotó 3 goles tras un inicio bastante prometedor. Hoy recordamos a un colombiano que al que a buen seguro todos recordamos. Hoy recordamos a Victor Bonilla.

Sus inicios

Bonilla pasó el comienzo de su carrera en su país natal, Colombia, donde año tras año fue haciéndose un nombre dentro del fútbol colombiano. La temporada de su explosión fue la 1998/1999 cuando disputó 42 partidos anotando la increíble cifra de 37 goles. Tenía 27 años y le había llegado la hora de dar el salto a Europa. Méritos había hecho desde luego.

Ello le valió para empezar a ir con la selección, con la que disputó un total de 17 partidos anotando 4 goles.

Real Sociedad

El cafetero llegó a la Real Sociedad para sustituir a uno de los más grandes como ya hemos dicho, nada más ni nada menos que Darko Kovacevic, quien había fichado por la Juventus de Turín. Krauss se sentaba en el banquillo realista, y por el colombiano pagó 550 millones por él.

En la segunda jornada, frente al Atlético de Madrid, Bonilla comenzó a justificar su fichaje anotando 2 goles en la goleada por 4-1 al equipo colchonero. Sin embargo, su rendimiento fue muy escaso. Nadie podía pensar que en toda la temporada anotaría un gol más y ya está. Por si fuera poco, el técnico alemán fue cesado en la jornada 9, llegando Javier Clemente.

Con el rubio de Barakaldo en el banco, Bonilla gozó de oportunidades pero su nulo rendimiento goleador y la mala situación clasificatoria hizo que el club optará por traer en invierno a Edgaras Jankauskas. La delantera txuriurdin estaba completo con gente como De Paula (máximo goleador del equipo aquella temporada), Sa Pinto o el propio delantero lituano, por lo que a Bonilla no le quedó más remedio que salir cedido a un Salamanca que buscaba ascender a 1ª división.

Eso si, salió cedido en el mes de abril, algo atípico, y es que el conjunto salmantino buscaba un refuerzo que le diese el empujón final. En el conjunto salmantino se mostró más eficiente, anotando 5 goles en 7 partidos. Pese a ello, el Salamanca no ascendió quedando en 4º posición por el golaverage. Bonilla dejó muy buena imagen en la afición charra, pero no se quedó la temporada siguiente.

Etapa francesa

La Real dedició vender al cafetero al Toulouse apenas un verano después. El negocio fue malo al ser vendido por 300 millones de las viejas pesetas, cuando doce meses antes había costado 250 millones más. No le fue nada mal en lo personal, ya que esa temporada anotó 15 goles en 34 partidos, pero su equipo descendió a la Ligue II y posteriormente una categoría más por problemas económicos.

Por ello se marchó al Nantes, que había sido campeón de la mano de Raynald Denoueix. Sin embargo apenas jugó en todo el año, apareciendo únicamente en seis partidos y anotando dos goles. Como era lógico, abandonó el club y su tercera campaña en Francia la comenzó defendiendo los colores del Montpellier, donde tampoco le fue bien, lo que le animó a irse a jugar a Qatar. Allí sólo estuvo un año.

Vuelta a Colombia y carrera como entrenador

Desde el regreso a su país de origen, Bonilla fue deambulando por los equipos, llegando a defender la camiseta de nueve equipos diferentes en los siete años más que duró su carrera profesional. En esas temporadas defendió los colores del América Calí y del Cortuluá en dos ocasiones.

Tras colgar las botas, decidió convertirse en entrenador, teniendo su primer trabajo un año después en el Depor Aguablanca de la 2ª división colombiana.

Más tarde se embarcó en otra bonita aventura liderando hasta el día de hoy el proyecto deportivo llamado Atrato River. En el mismo, el exrealista trabaja en Cali con 30 muchachos procedentes de todas las partes del país. De momento sueña con llegar a la Primera B colombiana. Suerte Victor.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!