Viernes, 6 de diciembre de 2019

Hakan Mild

Foto: todocoleccion.net

Foto: todocoleccion.net

Cuando los futbolistas terminan su carrera muchos no son recordados. Muchos de ellos incluso caen en el olvido de los aficionados que les han visto crecer. El caso del jugador que recordamos hoy es todo lo contrario. Es recordado con cariño por la afición realista y es considerado un ídolo por los suyos. Apenas dos futbolistas de su país han defendido la camiseta txuriurdin. Uno fue el primer extranjero de la historia de la Real y el otro es él. Hoy recordamos a Hakan Mild.

Sus inicios

Los inicios de la carrera futbolística de Hakan son, como es lógico, en su país natal. Su primer equipo profesional fue el Trollhättans FK, donde pasó dos años como juvenil antes de fichar en 1988 por el que seria el equipo de su vida, el IFK Göteborg. Su primera etapa constó de 6 temporadas, hasta 1993, cuando fichó por el Servette suizo. Tras llegar siendo un juvenil, su rendimiento y su participación con el Göteborg fue a más año tras año. Fue tal su progresión que en 1991 debutó con la selección absoluta sueca, a la que iría acudiendo hasta 2001.

Convertido en un jugador con un enorme futuro, su aventura suiza no fue bien. Dos años en el Servette en los que jugó más bien poco y que hicieron que volviera a casa. Fichó de nuevo por el Göteborg. Una segunda etapa de dos temporadas antes de que le llegara una oferta de otro equipo europeo, en este caso, de nuestra Real Sociedad.

Real Sociedad

Hakan llegaba con muy buen cartel. Dos años antes había sido importante en la selección sueca que alcanzó el 3º puesto en el Mundial de Estados Unidos’94. Su fichaje se unió al de hombres importantísimos como Juan Gómez, Darko Kovacevic o la llegada al primer equipo de Mikel Aranburu. En Donosti demostró ser un centrocampista fuerte, con carácter y de mucho trabajo, de esos que hacen falta en todos los equipos. 25 partidos en total en los que anotó su único gol como txuriurdin. Fue en la jornada 15 ante el Espanyol en Anoeta. Aquella temporada la Real de Irureta finalizaba en una meritoria 8ª posición.

En su segunda campaña, con Krauss, Mild volvió a disputar muchos encuentros (24 partidos, 19 como titular). Los donostiarras finalizaron en 3ª posición, sólo por detrás de Barça y Athletic Club y por delante del Real Madrid, lo que dio acceso a la UEFA ya que por aquel entonces solo iban los dos primeros a Liga de Campeones. Parecía una situación perfecta, sin embargo, Hakan Mild escuchó los cantos de sirena que le llegaban desde su Suecia natal, desde su querido Goteborg más en concreto, y se marchó a iniciar su tercera etapa en el club de su vida. En total disputó 49 partidos como txuriurdin, con un bagaje de 1 gol, 10 amarillas y una expulsión.

Después de la Real

Su tercera etapa en el Goteborg le duró 4 temporadas en las que disputó 66 partidos. Le valieron para ser convocado en la Eurocopa de Holanda y Bélgica 2000. Sin embargo en 2001 decidió emprender su tercera aventura en el extranjero. Fue el Wimbledon el equipo elegido, donde disputó la escasa cifra de 9 partidos en una campaña en la que tuvo varias lesiones.

El sueco cambió de aires la siguiente temporada, y no es ningún misterio adivinar a que equipo fue. Hakan inició su cuarta etapa en un Goteborg que estaba ahogado económicamente, con riesgo de desaparición, y al que perdonó todo el dinero que le adeudaban de la anterior etapa. No se movería más de allí, disputando sus últimas cuatro campañas y retirándose en 2005 con 252 partidos a sus espaldas y un total de 348 en su carrera deportiva.

Foto: svenskafans.com

Anécdotas

– Hakan Mild actualmente es director deportivo del, como no, IFK Goteborg

– Hace años volvió a la palestra por un video de Youtube en el que golpeaba tres veces seguidas el larguero en tres lanzamientos consecutivos sin dejar caer el balón.

– En la selección sueca disputó un total de 74 partidos, anotando 8 goles y sufriendo entradas terribles como la siguiente de Paul Scholes

– Con el IFK Göteborg ganó 4 ligas y logró una Copa de Suecia

– Con la selección absoluta disputó los JJOO de Barcelona 92, el Mundial de EEUU 94 y la Eurocopa de Holanda y Bélgica 2000.

– Su única participación en el Mundial se saldó con cinco partidos disputados, tres de ellos como titular, y un gol a Bulgaria en el partido por el 3º y 4º puesto que finalizó 4-0 a favor de los suecos.

– Mild perdonó el dinero que le debía el Goteborg antes de iniciar allí su cuarta etapa. Ese dinero eran unas primas por su traspaso al Wimbledon, por lo que fue aún más idolatrado por los aficionados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!