Sábado, 7 de diciembre de 2019

PRIMER EQUIPO

La reforma de Anoeta comenzará en mayo de 2016 si no hay nuevos imprevistos

Cambio de fórmula. No habrá concurso de explotación y la reforma la llevará a cabo Anoeta Kiroldegia y no la Real Sociedad, aunque ésta se encargará de sufragarla

Foto: IMC

Nuevo capítulo sobre la reforma de Anoeta aunque esta vez, por fin, podría ser la definitiva. Las obras del estadio comenzarán en mayo de 2016 como manifestó Jokin Aperribay a los micrófonos de Radio Marca Donostia el pasado 16 de abril y la remodelación la pagará el conjunto txuri urdin.

“Esperemos cumplir los plazos y que el próximo verano puedan empezar las obras. A ver si nos llevamos una alegría y dentro de poco tenemos noticias”, fueron las palabras del dirigente realista a Paco García Caridad. El Ayuntamiento donostiarra, esta misma mañana, ha confirmado también esos plazos.

Además, la Real Sociedad se ha comprometido también a remodelar el miniestadio y el entorno de Anoeta. Anoeta Kiroldegia será quien licitará las obras del estadio. Según ha señalado el alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, en rueda de prensa: “Será una actuación beneficiosa para la ciudad, sin coste para el Ayuntamiento y siempre a través del consenso”. La propiedad seguirá siendo municipal y tras los 18 años de concesión, la cantidad no amortizada será compensada vía canon durante los siguientes años.

Según informa el Consistorio en nota de prensa: “Ayuntamiento y Real Sociedad han acordado poner en marcha la Comisión Mixta de seguimiento -tras mantener múltiples contactos informales- tal como contemplan los actuales pliegos, entre cuyas funciones están, entre otras, las de realizar estudios, coordinar reformas y analizar nuevas instalaciones. Esta Comisión, que se formará en reunión de Anoeta Kiroldegia que tendrá lugar la próxima semana, estará formada por los Grupos Municipales, la dirección de Anoeta Kiroldegia y la Real Sociedad. En esta Comisión ambas partes manifestarán formalmente su voluntad de se realice la remodelación”.

La Real ha manifestado al Gobierno Municipal su disposición a facilitar los documentos técnicos con que cuenta, es decir, el proyecto del estadio y el Plan Especial, si fuera necesario, que en ambos casos deberían de ser informados por el departamento de Urbanismo y aprobados en el seno de Anoeta Kiroldegia, como propietaria del Estadio.

La propia Comisión establecerá la forma de financiación de la obra, si bien la Real ha adelantado al Ayuntamiento su intención de aportar el 25% establecido por el convenio actual para grandes reparaciones. Además de esta cantidad, será el propio club quien busque fórmulas para la financiación.

Para llevar adelante el proyecto que quiere la Real Sociedad habría que realizar un plan especial ya que actualmente no tiene cabida en plan general, y es ahí donde de nuevo podrían venir los problemas si hay algún recurso a la aprobación de dicho plan especial. Y es que el abogado Javier Olaverri siempre se ha mostrado contrario a la remodelación del estadio que ha presentado la Real Sociedad llegando incluso a lograr que se anulara la modificación del Plan General que preveía crear espacios de oficinas para financiar la renovación del estadio de Anoeta. Sus argumentos para echar atrás las obras siempre han sido las “irregularidades” de la operación diseñada. “Jurídicamente hablando, el Plan General que exponía hacer unas torres en Anoeta, ha desaparecido del mapa, y el Plan General de San Sebastián que está ahora en vigor detalla que el estadio de Anoeta tiene consolidada su volumetría, es decir, que tal y  como veis ahora Anoeta, se tiene que quedar”, dijo en julio del año pasado. Es decir, este aspecto conllevaría por ejemplo que no se podría aumentar la altura de los fondos al quitar las pistas de atletismo, o modificar la cubierta. “Lo que sí se puede hacer es pintar el césped”, señaló en su momento de modo irónico el abogado en su argumentación para echar al traste el proyecto.

Sin embargo, este miércoles se ha anunciado que la Real Sociedad se hará cargo de la financiación total de la reforma, por lo que Olaverri se encuentra de frente con un argumento que él dio en su momento como única salida. “Si se quiere llevar a cabo la reforma se debe actuar como un propietario (Ayuntamiento) y un inquilino (Real Sociedad). El club txuri urdin debería indicar al Consistorio lo que quiere cambiar y el “propietario” dar el visto bueno o no a la operación, y en caso positivo, justificar la necesidad de dicha obra”. Y eso es precisamente lo que va a suceder ahora.

Financiación de los 40 millones

Para poder hacer frente a los aproximadamente 40 millones de euros que harían falta para llevar a cabo el proyecto, Anoeta Kiroldegia contaría con los 10 millones de euros con los que en su momento se comprometió el Gobierno Vasco. Además el conjunto realista se ha estado moviendo para encontrar posibles patrocinadores que quisieran apoyar la reforma y cuenta ya con 10 millones de Kutxabank y con la aportación de Qbao.com, que colaboraría con un 25% del coste total de las obras.

Según palabras de Aperribay el pasado 1 de abril, “cuando planteamos a Qbao los proyectos que la Real Sociedad tiene, en los que la remodelación del estadio es muy importante y donde el campo de fútbol en la estructura económica es fundamental en lo que van a ser los equipos de fútbol a futuro, ellos manifestaron que les gustaría estar ahí ayudándonos. Cuando estás presente en un acuerdo de estos y lo estás de forma destacad, evidentemente tendrán alguna notoriedad relativa con el campo de fútbol. Ellos estarían presentes con el 20-25% de los costes de la obra y en estos momentos que es tan difícil encontrar dinero para hacer la obra se trata de una ayuda muy importante”.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!