Jueves, 17 de octubre de 2019

PRIMER EQUIPO

Hacer la cama

DESDE LA GRADA

Foto: Julen Pascual

Foto: Julen Pascual

Ha sido uno de los mayores escándalos de los últimos años. Lo que ocurre en el fútbol en general y en los clubs de fútbol en particular es de traca. Si bien, tampoco nos engañemos, son cosas que nos podemos encontrar en cualquier terreno de nuestras vidas. Hace tiempo que veía un caso tan claro de “hacerle la cama” a un entrenador como el que le han hecho los futbolistas del Real Madrid a Rafa Benítez. El esperpento roza tal extremo que algunos de los jugadores, incluso, prácticamente lo han reconocido en los medios a lo largo de estos días. Tuve la oportunidad de ver por televisión el último partido de Benítez y el primero de Zidane. Jugar andando frente a jugar a tope. Como la noche y el día. Y no pasa nada. La caverna mediática de la capital, claro, también lo deseaba. De manera que, todos contentos. Salvo, en mi opinión, la imagen del club merengue y del fútbol en su totalidad. Un drama.

Y es que, no nos engañemos, los futbolistas son los que hacen y deshacen. Son los que tienen la sartén en el mango. De ellos depende, en un inmenso porcentaje, la marcha de un equipo a lo largo de una temporada. Aquí, más cerquita, en la Real, ya hemos tenido también que pasar por un cambio de entrenador. Las malas lenguas ya dijeron que David Moyes había sufrido también por la falta de afinidad de sus jugadores. Sinceramente, yo no lo creo. Para dar en el clavo de la situación que viene atravesando el conjunto txuri urdin hay que incidir, de nuevo, en los propios futbolistas. El técnico británico se equivocó en muchas ocasiones, pero aún y todo si el nivel de la plantilla hubiera sido el que se le presupone, otro gallo hubiera cantado. De hecho, tras la llegada de Eusebio, al menos desde fuera y hasta el momento, tampoco la situación es que haya dado un giro de 180 grados. Le leía el otro día en Twitter a un amigo que finalizar la primera vuelta con 20 puntos y repitiéndolo en la segunda, eran números de descenso de categoría. Y no le falta razón. Con 40 puntos seguramente no fuera suficiente. Por eso, insisto, los futbolistas tienen la llave.

Y, por primera vez esta temporada, el pasado domingo ante el Valencia observé un cambio de tendencia. La segunda mitad del partido me pareció de lo mejor de esta temporada. La real le pasó por encima al equipo ché. Y aunque los goles tardaron en llegar, se intuían, eran cuestión de tiempo. Notición espectacular, por cierto, que los dos tuvieran el sello de Jonathas. Es el mejor delantero que ha tenido el club en mucho tiempo. Y que hasta ahora sólo hubiera anotado una diana era como para pensar en una maldición. El “chute” de motivación que le habrá supuesto al brasileño este doblete se intuye esencial, vital, para el futuro próximo. Con Agirretxe lesionado, era nuestro clavo ardiendo. Todo el equipo dio un paso al frente. Y ese es el camino del que no se pueden salir. El sábado, de nuevo en Anoeta y ante un Deportivo que vendrá, no pude ser de otra manera, muy tocado tras su eliminación copera a manos del Mirandés, la oportunidad se antoja inmejorable. Hay que empezar la segunda vuelta al cien por cien.

Fichar no fichar, esa es la cuestión

Abierto hace ya unos días el mercado invernal, el debate en el entorno es el de si es necesario fichar para reforzar la plantilla o, si por el contrario, se considera suficiente para finiquitar sin pena ni gloria esta temporada y a otra cosa mariposa. Yo, sinceramente, y visto lo visto, me cubriría las espaldas. El nivel de la plantilla en esta primera parte de campaña ha estado muy por debajo de lo esperado y las lesiones también han aparecido –Agirretxe, Canales…-. Eso sí, no nos hipotequemos. Fichemos algo de rendimiento inmediato y hasta junio. Y en verano, a ver si hay zafarrancho en los despachos y cogemos la buena senda de una santa vez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!