Domingo, 30 de abril de 2017
LA CRÓNICA DEL EIBAR

Traspiés a las aspiraciones europeas

REAL BETIS 2-0 SD EIBAR. LA CRÓNICA

Foto: sdeibar.com

Foto: sdeibar.com

El Eibar puso fin en el Benito Villamarín a una racha de cinco partidos consecutivos puntuando al caer por la mínima contra el Betis. Fue un mal partido de los armeros, que no lograron sacar provecho de la derrota de la Real Sociedad en el Camp Nou, lejos del nivel que venían mostrando durante los últimos encuentros. Importante traspiés al sueño europeo, aún es factible, pero el próximo encuentro ante el Athletic en Ipurúa cobra mayor relevancia si cabe.

Eibar y Betis se medían en un duelo de necesitados, aunque con objetivos muy dispares. Los azulgranas llegaban a Sevilla con la oportunidad de oro de colocarse sextos, adelantando así a sus vecinos – Athletic y Real Sociedad -, mientras que los béticos debían lograr la victoria para alejarse definitivamente de los puestos de descenso y, en especial, para calmar los ánimos de una afición enfurecida debido a los malos resultados del equipo – una victoria y cinco derrotas en los últimos seis choques -. Pues bien…se hizo la paz en la capital hispalense. El Betis resucitó cuando más lo necesitaba y venció merecidamente al peor Eibar en mucho tiempo.

Para evitar males mayores, los verdiblancos se adelantaron en el marcador nada más comenzar el choque – minuto dos – pillando al Eibar extrañamente desprevenido. Después de una buena jugada por la banda derecha, Rafa Navarro puso un buen centro al primer palo, donde Jonas superó a Yoel de cabeza. El gol pareció despertar al Eibar de su letargo, aunque en ningún momento fue el mismo que acostumbra ser en otras ocasiones. La “siesta” de los primeros minutos fue una losa demasiado grande para los armeros, que parecían padecer ese típico malestar tonto del que ha dormido demasiado. De ese modo, los azulgranas gozaron los siguientes 30-40 minutos de un dominio ineficaz, sin argumentos suficientes para crear peligro real a un Betis que, por otro lado, no hizo prácticamente nada hasta la recta final de la primera parte. El ambiente estaba cargado en el Benito Villamarín y la afición bética respondía con pitos sonoros a cada balón perdido del Betis – y fueron unos cuantos -.

Pedro León dispuso de la mejor, y única, ocasión del Eibar en la primera mitad. El madrileño recortó hábilmente en la frontal del área, pero su disparo posterior se marchó ligeramente desviado. No obstante, la cercanía de un hipotético empate abrió los ojos al Betis, que reaccionó por medio de Joaquín. En primer lugar, el extremo lanzó un contraataque que lograron cortar entre Lejeune y Gálvez y estuvo a punto de marcar de falta directa después. Además, en una de las últimas jugadas de la primera parte, el cabezazo de Pezzella tras un lanzamiento de falta del propio capitán verdiblanco se marchó rozando el palo. Los armeros respiraron aliviados con el pitido final. 1-0 en el marcador, y gracias.

En la reanudación, la tardía reacción del Betis en la primera parte se confirmó y los locales se hicieron con el partido. Durmisi pudo marcar el segundo de falta directa en el minuto 52. Por parte del Eibar, Pedro León probó desde lejos en el minuto 64 en el que era la primera jugada de peligro de los visitantes en la segunda parte. Los béticos se asentaron en el terreno de juego y llegaron al área contraria en numerosas ocasiones, aunque no dispusieron de ninguna ocasión manifiesta de gol.

Los armeros, por el contrario, se encontraban sin respuesta ante un rival bien plantado con defensa de cinco y no eran capaces de hilar más de cuatro seguidos. Su única ocasión durante esos minutos surgió a raíz de un lanzamiento de falta y un grave error defensivo del Betis. El esférico acabó en los pies de Gálvez, que no pudo superar a Adán en el uno contra uno. La defensa y afición verdiblanca protestaron la decisión del linier, pero no había posición antirreglamentaria – aunque a primera vista así lo pareciese –. Mientras tanto, Mateu Lehoz se dedicó a mostrar cartulinas amarillas por doquier, demasiadas para un partido sin excesiva dureza: Pezzella, Dani García, Pardo, Kike García, Lejeune…

Entrados los últimos diez minutos de partido, el Eibar, por fin, pareció querer buscar algo más y se lanzó al ataque. ‘Ahora o nunca’, debió decir. En el minuto 80, Pedro León falló – literalmente, no consiguió darle al balón – cuando se encontraba totalmente sólo en el punto de penalti tras un centro de Inui y, poco después, Kike García reclamó un penalti sobre el propio Pedro León que no era tal. Al final, con todo el Eibar volcado en el ataque, Dani Ceballos cerró el partido con un contraataque que finalizó mediante un buen remate cruzado.

Ficha técnica:

Betis: Adán; Rafa Navarro, Bruno, Pezzella, Tosca, Durmisi; Rubén Pardo (Petros, m.84), Brasanac, Jonas Martin (Dani Ceballos, m.62); Joaquín (Donk, m.73) y Álex Alegría.

Eibar: Yoel; Capa, Ramis (Gálvez, m.26), Lejeune, Luna; Pedro León, Escalante (Rivera, m.63), Dani García, Bebé (Inui, m.46), Kike García y Sergi Enrich.

Goles: 1-0, M.01: Jonas Martin. 2-0, M.89: Dani Ceballos.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó a los locales Jonas Martin (m.21), Bruno (m.23), Pezzella (m.69) y Rubén Pardo (m.80) y a los visitantes Capa (m.36), Lejeune (m.65), Dani García (m.75) y Kike García (m.85).

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!