Lunes, 18 de noviembre de 2019

Juanmi imparte justicia con otro 2-2 histórico

CELTA 2-2 REAL SOCIEDAD. LA CRÓNICA

Foto: Real Sociedad

Foto: Real Sociedad

Gracias. Es la primera palabra que pasó por mi cabeza al terminar el partido de Balaídos. Gracias y un fuerte ¡Síii! con los brazos en alto. El quinto puesto no pudo ser, pero la Real, al acabar sexta en la liga, tiene asegurada ya plaza en Europa (mínimo las previas) independientemente de lo que ocurra en la final de la Copa del Rey. Incluso en función de cuál sea el resultado de ese partido podría jugar la Europa League sin necesidad de previas. ¿Por qué? Lo más fácil sería decir que fue porque empató su partido y el Athletic perdió en su visita al Vicente Calderón.

Pero no. No son esas las únicas razones que han llevado al equipo txuri urdin a haber terminado sexto. Se han llevado un gran premio gracias a todo el trabajo realizado durante la temporada, en una competición en la que se convirtieron en el equipo que mejor fútbol practicaba en muchas fases de la liga, por haber cosechado 9 victorias fuera de casa, por haber creído los jugadores en las ideas de su entrenador pese a las dudas del principio, porque ha llegado un delantero como Willian José que marca diferencias, porque Juanmi se ha convertido en otro gran fichaje al que le debemos casi una calle en Donosti por ese gol en el descuento, porque Oyarzabal, Odriozola, Zubeldia, Bautista, Guridi o Kevin Rodrigues han demostrado que la cantera de Zubieta está más que viva. Porque este vestuario es una piña. Porque este equipo y su afición es diferente. Porque SOMOS MUY GRANDES.

Pero no me quiero olvidar de alguien que no podrá disfrutar de este gran logro el año que viene y al que seguro que la gesta en Vigo le dejó un sabor dulce… con un poso amargo. Mikel González. El de Arrasate también ha sido parte de este premio, pero no podrá disfrutarlo ya que este verano dejará el club de su vida. Pero le esperamos. Seguro que volverá a la entidad txuri urdin en algún momento cumpliendo cualquier otra función en el club.

La Real se presentaba a esta última jornada sin depender de sí misma. Se enfrentaba a un gran equipo, el Celta de Vigo, cuya temporada es digna de enmarcar, y que a priori no se jugaba nada salvo poder escalar algún puesto y despedirse con un buen sabor de boca de su afición. Pero dos días antes del partido de este domingo Berizzo confirmó en rueda de prensa que no continuará al frente del equipo celeste y eso complicaba más las cosas, porque seguramente sus hombres se motivarían más para querer dedicarle la victoria en su despedida.

Balaídos presentaba una pobre entrada y en color y cánticos ganaban los seguidores realistas que quisieron acompañar a su equipo en una jornada crucial. Pero sería injusto no reconocer el comportamiento deportivo de la afición celtiña que despidió con una ovación a los realistas y gritando ‘¡Real Real! A vosotros también… gracias.

Eusebio contaba con la ausencia de Navas por sanción y su lugar, como estaba previsto, lo ocupó Aritz Elustondo. El resto del once, el de gala, con la vuelta a la titularidad Mikel Oyarzabal en lugar de Juanmi.

Ocasiones claras desperdiciadas

La Real Sociedad completó una gran primera parte. Gozó de buenas ocasiones como para haber llegado al descanso con ventaja, pero no hubo acierto de cara a puerta. Era un partido para jugar con cabeza teniendo en cuenta que a los gipuzkoanos les servía el empate si el Athletic perdía. Y a los pocos minutos de empezar los 3 choques, los ‘colchoneros’ ya se habían adelantado. También el Villarreal, pero al menos la sexta plaza se ponía al alcance de la mano. Zurutuza había declarado días antes que estos encuentros es difícil jugarlos con la cabeza fría y que solo se pensaba en la victoria, y lo cierto es que los realistas fueron poco a poco imponiéndose en el juego a un Celta, al que se le notaba la falta de esa intensidad por no tener ningún objetivo claro en juego. No había que volverse locos.

A los de Berizzo les costaba conectar con sus jugadores de arriba. Había que controlar el esférico y saber manejar la ventaja del empate frente a la derrota del Athletic. Hubo varias ocasiones claras al menos para haber podido llegar al descanso con ventaja, pero la defensa sacando el balón sobre la raya a Willian José y a Xabi Prieto en algunas ocasiones, y la falta de puntería en otras, privó a la Real de un mejor resultado al término de los primeros 45 minutos.

Otra vez el ‘golito’ de Juanmi

La segunda parte fue otra historia. A los blanquiazules no les sentó bien el descanso y el Celta cogió el mando del encuentro. Un penalti de Iñigo Martínez sobre Iago Aspas adelantó a los celestes y metió el susto en el cuerpo a los de Eusebio. Otra vez era necesario mantener la cabeza fría. El Athletic seguía perdiendo y a la Real le bastaba con empatar. No había que precipitarse. Pero era mucho pedir. El Celta creaba más peligro en esta segunda mitad y Rulli tuvo que hacer dos grandes intervenciones para evitar que los gallegos tomaran mayor ventaja.

Afortunadamente Mikel Oyarzabal recuperó su olfato goleador en el mejor momento y logró la igualada besando el escudo de su camiseta. Pero el Celta golpeó de nuevo. Y de qué manera. Un obús desde fuera del área estableció el 2-1 a falta de escasos minutos para el final. Parecía que la maldición en Vigo se repetía. Pero llegó el tiempo de descuento y con él, la explosión de euforia de nuevo. La Real se merecía ese golpe de suerte que tantas veces le ha dado la espalda este año. La aparición de Juanmi, que había salido por Willian José, fue de nuevo fundamental ya que el malagueño, fiel a su cita con el gol como cada vez que sale del banquillo, cabeceó al fondo de las redes un saque de esquina. ¡Sí!

No hubo tiempo para más. El empate a dos volvió a ser de nuevo resultado fetiche, como lo fue en el momento del ascenso, de la Liga, de la Copa y ahora para conseguir la clasificación para la Europa League. La Real Sociedad termina la temporada 2016/2017 en sexta posición, un puesto que se ha ganado con total merecimiento.

Eskerrik asko

FICHA TÉCNICA

Celta de Vigo: Sergio (cap), Roncaglia, Jonny, G. Cabral, Marcelo Díaz, Roncaglia. P. Hernández, Guidetti (Jozabed, min.46), Pione Sisto (Pape, min.83), Wass (Hjulsager, min.70) e Iago Aspas .

Real Sociedad: Rulli, Odriozola, Aritz, I. Martínez, Yuri B., Illarra, Zurutuza, X. Prieto, Oyarzabal (Bautista, min.88), Carlos V. (Canales, min.55) y Willian J. (Juanmi, min.65)

Goles: 1-0: Iago Aspas (pen.), min.54. 1-1: Oyarzabal, min.82. 2-1: Hjulsager, min.90. 2-2: Juanmi, min.94

Árbitro: Sánchez Martínez. Ha amonestado a los locales G. Barral, Roncaglia y al visitante Illarra.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!