Lunes, 20 de noviembre de 2017

El central que necesitaba Eusebio

¿Quién es Diego Llorente? ¿Cómo puede funcionar en la Real Sociedad? Análisis del nuevo refuerzo de la Real Sociedad.

Llorente 2

La excelente temporada que la Real Sociedad completó en el curso futbolístico 2016/17 le dio la posibilidad al conjunto txuri-urdin de jugar la próxima edición de la UEFA Europa League. Dicha circunstancia, que se dio al empatar en Vigo y al lograr el billete para viajar por el Viejo Continente, trajo consigo la necesidad de reforzar la plantilla de cara al año que viene. Desde mediados de septiembre —fecha en la que da comienzo la Europa League—, la Real Sociedad competirá jueves-domingo como mínimo hasta diciembre, y esta dinámica de jugar cada tres días prácticamente demanda fichajes. Con la llegada de Diego Llorente, lo cierto es que Eusebio Sacristán ya tiene en sus filas al central que necesitaba. Pero, ¿cómo puede encajar exactamente el futbolista madrileño en la Real?

Diego Llorente (Madrid, 1993) es un central que, de primeras, se ajusta a la Real Sociedad por varias razones. Su aseada salida de balón, unido a la polivalencia que le caracteriza, hace que pensar que su incorporación es, hasta cierto punto, un fichaje estratégico que le permite al cuadro donostiarra contar con un jugador que puede actuar en tres posiciones diferentes sobre el terreno de juego: central, pivote e incluso lateral derecho/izquierdo.

Diego Llorente es un central que se adapta muy bien a lo que pide Eusebio a sus centrales.

Llorente como central es un futbolista que gracias a su depurada técnica y buen pie puede ser el eje de los suyos en la zona de iniciación. En el juego de posición que practica la Real de Eusebio encaja, porque lee e interpreta bien lo que tiene que hacer en esas situaciones donde se inicia el juego y donde se empiezan a edificar las primeras ventajas para que el bloque pueda progresar conjuntamente. A Diego Llorente le gusta asumir riesgos en esa parcela del campo, y por lo que le hemos visto estos últimos años en el Málaga y en el Rayo Vallecano sobre todo, lo hace tanto jugando a pocos toques y pasando como conduciendo. El nuevo defensa txuri-urdin es de los que prefiere recibir, controlar y pasar, pero en el caso de que los receptores más próximos a la pelota estén tapados por el rival, tiene también la capacidad para conducir y superar de ese modo las líneas de presión rival. Que Diego Llorente destacase en el último Rayo Vallecano de Paco Jémez habla muy bien de él teniendo en cuenta cual es la idea de juego del técnico canario, y nos ilustra de lo que puede aportar en su nuevo club desde el principio.

“Mi posición natural es la central, pero me adapto a lo que me pida el míster” (Diego Llorente en Punto Pelota, 2016).

De igual forma, Llorente no es un central que simplemente llame la atención por lo que puede ofrecer con la pelota en sus pies. El exjugador del Real Madrid también se siente cómodo defendiendo a campo abierto, y esta es otra de las cualidades que hacen pensar que su incorporación en la disciplina txuri-urdin tiene sentido. La Real, al ser un equipo propositivo por naturaleza, se expone mucho en la mayoría de sus partidos. Por petición de Eusebio Sacristán, la Real Sociedad acumula más gente por delante de la línea del balón que por detrás, y Llorente ahí —un central bastante rápido que sabe corregir— no sufre en exceso. El nuevo zaguero del cuadro guipuzcoano está atento a las ayudas defensivas, a las coberturas y también a las permutas.

En el apartado del balón parado, Diego Llorente también puede llegar a Donosti para sumar. Aunque sea un central con un físico más liviano, al canterano madridista no le faltan centímetros —mide 1,86m— y esto le permite ser una referencia tanto en el juego aéreo ofensivo como defensivo.

 

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!