Lunes, 24 de julio de 2017

CICLISMO

La valentía del AG2R evita el dominio del Sky

Nueve días que dan mucho de qué hablar, dejando las polémicas a un lado.

Tras nueve etapas del Tour de Francia, llega el primer día de descanso de la carrera. Desde que los ciclistas salieron el día 1 de julio en el mojado trazado del circuito urbano de Düsseldorf, han sucedido muchas cosas que han condicionado el Tour claramente en varios aspectos. Reflexionamos sobre lo que hemos visto hasta ahora.

20170707404_071220-2-b

La carrera llegó a la ciudad alemana para celebrar la contrarreloj individual con 13 ciclistas españoles, una cifra muy baja y que preocupa. Por si no fuera poco, el murciano Alejandro Valverde y el gipuzkoano Ion Izagirre tuvieron que abandonar por una caída en la crono individual. Una noticia muy triste por las dos partes: Valverde estaba disputando una de sus mejores temporadas y llegaba con mucha ilusión, mientras que Izagirre tenía la gran responsabilidad de ser el jefe de filas del equipo Bahrain Merida, y llegaba en muy buena forma al Tour. Mirando al futuro de la carrera, esto afectaba mucho al Movistar Team, que perdía a uno de sus hombres más en forma y su segunda espada, disminuyendo de manera muy importante el poder que podían tener para hacer frente al equipo británico Sky.

Hemos tenido tres etapas de montañas hasta ahora, y el dominio del Sky no ha sido tan apabullante como otras ediciones. Sí que tienen la presencia imperial de siempre, esta edición con Kwiatkowski, Thomas, Henao, Kiryienka, Mikel Landa y Mikel Nieve, sin embargo, no han puesto en ningún momento ese ritmo que dejaba a la mayoría de los rivales directos atrás. En La Planche des Belles Filles, tiraban del pelotón, pero no tan intenso para evitar los ataques rivales. Allí se les escapó el italiano Fabio Aru, que consiguió la victoria de etapa y se acercó a 14 segundos de Chris Froome.

En la etapa de Station des Rousseas nadie quiso o pudo atacar, permitiendo la victoria de etapa a los escapados. Seguramente prefirieron guardar las fuerzas para el próximo día, la novena etapa (ayer), en la que encararon tres puertos de fuera de categoría. En este caso, el dominio del Sky no se produjo por la valentía que mostraron en el día de ayer los ciclistas del equipo francés AG2R. Usaron los descensos de los puertos para atacar y desarbolar la estructura del pelotón. En el primer descenso el alto ritmo y el nerviosismo causó varias caídas y abandonos, como el de Geraint Thomas, líder de la carrera durante los primeros días.

Tanto en el grupo principal como en la escapada los franceses movieron la carrera, y fue al final del Mont du Chat cuando Romain Bardet atacó y se lanzó hacia abajo en busca de la victoria de etapa y hacer diferencias con el resto de favoritos. La alta velocidad con la que encararon los ciclistas el descenso hacia meta se cobró otra víctima tras una fortísima caída: Richie Porte decía adiós a la carrera.

Nairo Quintana y Alberto Contador se quedaron fuera de juego en la ascensión, perdiendo todas las opciones de luchar por la clasificación general. Ambos corredores han demostrado no estar en la mejor forma a la hora de responder a los cambios de ritmo de los rivales.

Al final, Bardet no consiguió sacar ventaja a los favoritos que le perseguían  (Froome, Aru), pero dieron una lección de ciclismo ofensivo. Con los abandonos y la mala forma física de algunos corredores, todo parece que la carrera se decidirá entre Bardet, Froome y Aru, siendo el británico el máximo favorito.

Finales que no podían ser más apretados

En este Tour hemos presenciado dos de los finales más apretados que podemos recordar en el ciclismo. Tanto, que se han resuelto en la photo finish por milímetros de diferencia. La primera fue el viernes, en la séptima etapa, en la que Kittel y Boasson Hagen disputaron el sprint final y no se supo hasta pasado un tiempo el ganador de la etapa. Al final, la tecnología decidió que Kittel pasó antes por la línea de meta, por una diferencia de 0,0003 metros. Prácticamente inapreciable.

FIN_STD_IMG-b (1)

La segunda fue ayer mismo, cuando Urán y Barguil lucharon codo a codo por la victoria de etapa. En un principio pareció que el francés era el primero en pasar la línea, hasta alzó los brazos el pobre. Sin embargo, consultando la photo finish, vemos cómo Rigoberto Urán fue el ganador de la etapa, para sorpresa del colombiano y desolación del corredor del Sunweb.

FIN_STD_IMG-b

La revelación de este Tour

Cuando hablábamos en la previa sobre posibles corredores revelación, seguro que este corredor no salía en las quinielas. Queda mucha carrera por delante, pero difícil que haya un corredor que sorprenda más y rinda tan bien como lo ha hecho Lilian Calmejane. El joven de 24 años del Direct Energy ha sido protagonista de la primera semana de la carrera entrando en las fugas y dando mucha guerra al pelotón. Como colofón, se llevó la etapa de la Station des Rousses tras estar toda la etapa en la escapada. Ganó una etapa en la Vuelta, y repite hazaña en el Tour. Otro gran ciclista francés con un futuro prometedor por delante. Chapeau.

20170708488_081654-b

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!