Sábado, 18 de noviembre de 2017

PRIMER EQUIPO

Cuidado con las espinas

HAT TRICK. LAS 3 CLAVES DEL PARTIDO

Foto: Karlos Aginaga

Foto: Karlos Aginaga

Si hay un equipo que sabe como jugarle a la Real Sociedad, ese es el Eibar. Un rival que en partidos anteriores ha demostrado que sabe cual es la clave para desconectar el juego del equipo donostiarra, presionar la zona de iniciación de juego del equipo txuri urdin y provocar el fallo  para acabar embotellando a los blanquiazules. Es una táctica que ya han empleado los de Mendilibar con éxito en otras ocasiones.

El Eibar no ha iniciado el campeonato liguero de la mejor manera posible, muestra un balance defensivo muy negativo siendo uno de los equipos más goleados del campeonato y en la faceta ofensiva tampoco están exhibiendo su potencial.

Una coyuntura que le ha llevado a cambiar el sistema de juego respecto al inicio del campeonato para intentar frenar la sangría de goles en contra e intentar así aumentar sus opciones de victoria en los encuentros.

Los de Mendilibar actualmente presentan batalla sobre el césped abrazando el sistema de juego 1-5-3-2, una estructura que busca la solidez defensiva con tres líneas compuestas por cinco defensas, tres centrales y dos carrileros, tres medios que pueden contener uno o dos pivotes y dos puntas centrados.

Otra ventaja de este sistema es que blinda las zonas interiores entre los centrales y los medios, una característica que puede enjaular a Willian José entre una maraña de rivales que pueden secar su juego si no está fino.

Además es un sistema un tanto engañoso, aunque parezca una estructura ultradefensiva es un sistema muy adaptable, capaz de generar superioridad en el medio campo con la incorporación de los laterales a esa parcela. Facilita la presión sobre la zona de iniciación del juego donostiarra por la acumulación de efectivos y provoca el robo del esférico, buscando penalizar los errores en la salida de balón de los de Eusebio Sacristán.

Es decir, que a priori, habrá presión sobre la zona de iniciación de juego blanquiazul por parte del Eibar y  que en caso de tener que buscar a Willian José en largo, este puede encontrarse enjaulado entre rivales, una manera perfecta de desconectar a los txuri urdin.

Por tanto, el cuadro dirigido por Eusebio Sacristán tendrá que evitar al máximo las pérdidas en las zonas más sensibles del campo para evitar acabar penalizado, William José tendrá que tirar de argucias y de todos los recursos del delantero centro clásico para salir indemne de la jaula que le tiene preparada Mendilibar y el talento de banda donostiarra tendrá que estar afilado para romper la defensa de un rival, que en zonas interiores estará atrincherado.

LAS CLAVES

1- Las bandas

Apostar por los hombres de banda con más talento individual en el equipo txuri urdin tendrá un doble efecto, en ataque será un recurso para descolocar a un equipo que en zonas interiores se mostrará atrincherado, y en defensa provocará que los laterales del Eibar no se incorporen alegremente y tengan que estar más pendientes de defender que de incorporarse al ataque.

2-Bombardero William José

Un partido en el que William José tendrá que tirar del manual del nueve clásico para brillar, hacer valer su corpulencia para aguantar la bola esperando incorporaciones, descargar balones a banda e incorporarse al punto de penalti esperando un buen centro al área rival y ‘pegarse’ en los balones divididos con la defensa rival para sacar petróleo a favor de los donostiarras.

3-Jugar fácil

Evitar las pérdidas de balón en las zonas sensibles del campo o en la iniciación del juego, despejar  en largo, si es preciso, permitirá a los txuri urdin recomponer el orden en sus líneas y acabará con situaciones de riesgo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!