Sábado, 18 de noviembre de 2017

PRIMER EQUIPO

Dos meses sin ganar son ya demasiados

REAL SOCIEDAD-SD EIBAR. LA PREVIA

Foto: Karlos Aginaga

Foto: Karlos Aginaga

Lleva la Real más de dos meses sin conocer la victoria en Anoeta en un partido de Liga, desde que venciera en el primero de los cinco que ha jugado como local, el día 25 de agosto y con el Villarreal como rival. Demasiado. Y llega el Eibar, el derbi guipuzcoano de Primera (domingo, Anoeta, 18.30, beIN La Liga), y la Real ya no puede esperar más para ganar. Eusebio, además, recupera a casi todos sus efectivos y alineará lo más parecido a lo que es su once ideal. Con él tendrá que poner fin a una racha nefasta como local, cuatro sin ganar, y sumar tres puntos que impidan que la cabeza de la Liga se pueda escapar. Y sobre todo para tener una tranquilidad importante ante el nuevo parón de selecciones, al que se puede llegar con un pie en la siguiente ronda de la Europa League y de la Copa del Rey, pero también en una buena posición para sumarse a la lucha europea.

Tener a casi todos los jugadores a su disposición y con este respiro por los compromisos internacionales hace que Eusebio trace con la convocatoria una perfecta radiografía de su grupo. Las ausencias de Carlos Martínez, Guridi y Agirretxe por razones médicas son la única salvedad. Pero, a día de hoy, está claro que Navas se ha quedado como cuarto central de la plantilla, que Pardo lo va a tener muy difícil para jugar hasta que sea la última posibilidad, y que Bautista, incluso después de haber marcado su primer gol de la temporada ante el Vardar, también ocupa el último lugar en el ataque. Ellos son los descartados por razones técnicas en una lista a la que regresan Llorente, Kevin Rodrigues y Vela, y en la que no está Gorosabel, a pesar de su buen partido europeo.

El once, como se ha dicho, será muy parecido al de gala. Rulli estará bajo palos, con Iñigo Martínez y Llorente en el centro de la zaga, y Kevin y Odriozola en los laterales. Eusebio podrá volver a alinear a su centro del campo fetiche, el que forman Illarramendi, que vuelve tras el partido de sanción que cumplió en Getafe, Zurutuza, que reapareció con 45 minutos ante el Vardar, y Xabi Prieto, que precisamente en el choque europeo dejó de jugar un solo minuto después de muchísimo tiempo. Y en ataque parece probable que repitan Oyarzabal, Juanmi y Willian José, aunque no es descartable la titularidad de Januzaj por el malagueño. Quienes parece que tienen menos opciones de entrar en el once son Toño Ramírez, Elustondo, De la Bella, que tendrá que esperar para jugar su partido 200 con la camiseta txuri urdin, Zubeldia, Canales y Vela.

La Real comenzó la jornada en la novena posición, con 14 puntos, a tres de la zona europea y a seis de la de Champions. El Eibar, por su parte, está en la última posición que permite mantener la categoría, la decimoséptima, con 8 puntos, dos por encima del descenso. El equipo txuri urdin solo ha ganado uno de sus cinco partidos en Anoeta, por lo que solo ha sumado más como local que los tres equipos que ocupan los puestos de descenso, Las Palmas, Málaga y Alavés. Eso sí, ha marcado al menos un gol en todos sus encuentros en casa y solo tres han marcado más, Barcelona, Valencia y Betis. Los armeros ganaron en su primera salida, en la primera jornada de Liga, 0-1 al Málaga, y desde entonces cuentan sus desplazamientos por derrotas, además con un contundente balance goleador de 15 goles encajados y solo uno anotado, un total de dos con el de la jornada inaugural.

A pesar de los pocos precedentes que hay entre los dos equipos, la historia es una clara aliada de la Real. El Eibar nunca ha ganado en San Sebastián. En Primera División han sido tres los enfrentamientos entre los dos equipos guipuzcoanos y la victoria se ha quedado en casa en dos ocasiones, con un empate para completar la estadística. Eso sí, son duelos de pocos goles y de victorias por la mínima. La Real nunca ha marcado más de dos y su victoria más amplia es el 2-1 de la temporada 2015-2016. En Segunda tampoco ha conseguido ganar el Eibar en Anoeta, pero en este caso tampoco la Real, puesto que los dos partidos disputados acabaron en empate, a uno en la 2007-2008 y a cero en la 2008-2009.

En el último duelo en el que ambos equipos se vieron las caras, la pasada temporada, la 2016-2017, se rompieron varias estadísticas. Nunca le había marcado al Eibar un jugador no canterano de la Real, y lo hicieron primero Juanmi y después Vela de penalti. Y nunca el Eibar había marcado dos goles en San Sebastián, y con los de Escalante y Pedro León, este ya en el tiempo de descuento, lograron sumar su primer punto en un derbi guipuzcoano de Primera. Fue un buen partido, jugado de poder a poder, y en el que desentonó un tarjetero Undiano Mallenco, que expulsó a Lejeune y a Juanmi, ambos por doble amarilla. Bajo la lluvia donostiarra, la Real pensaba que tenía el partido ganado y su asalto a los puestos de Champions League, pero el disparo de Pedro León en la última jugada del encuentro le birló dos puntos que dolieron más en lo anímico que en lo clasificatorio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!