Lunes, 19 de noviembre de 2018

PRIMER EQUIPO

Una Copa peligrosa

REAL SOCIEDAD - LLEIDA. LA PREVIA DE LA COPA DEL REY

Foto: Karlos Aginaga

Foto: Karlos Aginaga

Con la euforia europea lejos de trasladarse a la Liga, la Copa es peligrosa. La Real afronta el partido de vuelta ante el Lleida (miércoles, 19.30 horas, Anoeta, beIN Max 1) con una ventaja mínima, el 0-1 de la ida, con muchas dudas sobre su rendimiento como local y en las semanas de tres partidos y con el añadido de que Eusebio haya prescindido para este encuentro de toda su columna vertebral. Será la Copa de las rotaciones, y eso en principio no sigue la misma línea que marcó el técnico txuri urdin la pasada temporada. Habrá muchos no habituales en el once inicial, por lo que sería bueno que los que jueguen tengan claro que conviene cerrar la eliminatoria cuanto antes y no estar expuestos a un drama copero como los que no hace tanto tiempo eran bastante habituales en Anoeta. El objetivo es ese, pasar y hacerlo con la comodidad suficiente como para no enturbiar el futuro inmediato de un equipo que, por ahora, mantiene sus mensajes ambiciosos.

La cuestión es que Eusebio ha dejado fuera de la convocatoria al menos a cuatro titulares, Kevin Rodrigues, Illarramendi, Oyarzabal y Willian José. Al menos cuatro, porque su lista es de 17 jugadores, cuando solo podrán contar con 16 por ser su rival de Segunda B, y habrá que esperar a las horas previas al partido para saber cuál es el quinto descarte por motivos técnicos que sume a los lesionados Guridi y Agirretxe. Desde ahí, desde la enfermería, llega en todo caso la gran noticia de esta convocatoria, porque Carlos Martínez vuelve a una lista once meses después. Es decir, que si Eusebio tiene la intención de hacerle jugar, Odriozola también podría quedarse fuera y hacer que sean cinco los habituales titulares que vean el encuentro desde la grada. Si Carlos Martínez va a jugar en el Wanda Metropolitano por la previsible sanción de Odriozola, lo suyo sería que tuviera minutos ante el Lleida para coger ritmo de competición.

El que sí jugará, tal y como ha confirmado Eusebio en la víspera, es Toño Ramírez, que tendrá así su segunda oportunidad como titular y de nuevo entre las dudas que sigue generando Rulli, fallón en los dos goles que encajó ante Las Palmas pero después salvador con una parada antológica. En la defensa, lo normal será que jueguen Carlos Martínez y De la Bella como laterales, con Llorente como fijo, porque también está sancionado en Liga, y probablemente Navas como su acompañante en el centro de la zaga. Sin Illarra, lo normal es que Zubeldia juegue de 4, y en sus acompañantes está la gran incógnita. Los habituales Prieto y Zurutuza, junto a Canales y Pardo, se juegan las dos plazas restantes. En ataque, tienen todas las papeletas para jugar Vela, Juanmi y Bautista. Para el banquillo, y a la espera del descarte, quedarían Rulli, Aritz Elustondo, Odriozola y Januzaj.

Con la presente, Real Sociedad y Lleida se han cruzado en Copa en tres ocasiones. Los dos precedentes se saldaron a favor del conjunto realista, que pasó ambas eliminatorias y ganó los dos partidos jugados como local, siendo en ambas ocasiones el encuentro de vuelta como sucede en este tercer duelo. En la temporada 1978-1979, la Real ganó 3-1 con dos goles de Iriarte y uno de Satrútegui tras el 0-1 de la ida, y en la 1992-1993, el equipo txuri urdin ganó aún con más comodidad, 3-0, tantos de Alkiza, Kodro y Oceano, tras el 0-0 del primer choque. El Lleida, eso sí, sabe lo que es ganar en San Sebastián, y además con un resultado que le daría la clasificación en la presente eliminatoria. En la temporada 1993-1994 venció por 1-3, convirtiéndose en el primer equipo en conseguir la victoria en el entonces recién inaugurado estadio de Anoeta.

Aunque pueda parecer un resultado frecuente, la Real no se planta con 0-1 en un partido de vuelta de Copa que se juegue en San Sebastián desde la temporada 1989-1990, cuando ganó al Burgos con un gol de Lasa. Esta es la undécima ocasión en la que el equipo txuri urdin ha inaugurado una eliminatoria copera con un 0-1 fuera de casa en el partido de ida, y la buena noticia es que nunca se ha dejado remontar este resultado hasta ahora. Eso sí, todas estas eliminatorias tuvieron lugar hace muchos años, desde la que enfrentó al Racing en la temporada 1967-1968 hasta el mencionado ante el Burgos de 1989. En las temporadas 1978-1979 y 1979-1980, el equipo realista repitió en dos rondas este resultado, ante el propio Lleida y el Sestao en la primer ay ante el Peña Sport y el Bilbao Athletic en la segunda. La Real no sufre una remontada en Copa desde la temporada 2011-2012, cuando tras el cómodo 2-0 que logró ante el Mallorca en la ida en Anoeta sufrió un sonrojante 6-1 en las islas.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!