Jueves, 7 de diciembre de 2017

PRIMER EQUIPO

Europa balsámica

REAL SOCIEDAD-ZENIT. LA PREVIA

Foto: Karlos Aginaga

Pase lo que pase en el último encuentro de la fase de grupos de la Europa League (jueves, 21.05, Anoeta, beIN Max 3), para la Real es un auténtico bálsamo. No quiere decir esto que dar una mala imagen ante el Zenit no le vaya a pasar factura, al contrario, pero es verdad que el equipo txuri urdin, inmerso en una profunda crisis en la Liga y no digamos ya en la Copa después de ver el sorteo por televisión, necesita alegrías. Y Europa las está proporcionando. Por resultados, por juego, por goles y sobre todo por llegar a este último encuentro con los deberes hechos y jugándose la primera plaza del grupo con un equipo que partía con la etiqueta de favorito, no en vano era el único que puede presumir de poseer algún título continental. Como oportunidad, un partido muy bonito. La Real puede dar un golpe en la mesa y asegurarse jugar la vuelta de los dieciseisavos en Anoeta. Pero perder no empañará el hecho de que el equipo realista seguirá en la competición en febrero.

Al contrario de lo que ha venido sucediendo en muchos encuentros europeos, sobre todo fuera de casa, Eusebio esta vez sí ha escogido los 18 jugadores que afrontarán el último partido de esta fase. Y los descartes son los previsibles. Se trata de Carlos Martínez, uno de los señalados tras la eliminación copera, donde se vio su falta de forma tras su larguísima lesión; Raúl Navas, claramente el cuarto central de la plantilla en estos momentos; Rubén Pardo, al que habría que buscar una solución definitiva toda vez que está más que claro que su futuro en la Real es bastante negro; y Bautista, que también es el último entre las preferencias del técnico en el ataque. Junto a ellos, verán el partido en la grada los lesionados Agirretxe y Guridi.

No es fácil saber cuál va a ser el once que va a presentar Eusebio, si priorizará el primer puesto en la Europa League o la recuperación ya más que necesaria en la Liga. Lo que está claro es que la columna vertebral será más que reconocible. Rulli estará en la portería, y lo normal es que Iñigo Martínez y Llorente sean los centrales, con Odriozola y De la Bella como laterales. Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto seguirán formando el centro del campo. Y en el ataque es donde están las dudas. Parecen seguros Januzaj y Willian José, pero el tercer puesto se lo juegan Juanmi, Vela, Oyarzabal y Canales sin que parezcan claras las intenciones del técnico. Toño Ramírez, Elustondo, Kevin José y Zubeldia parecen suplentes seguros.

Las cuentas están claras. La Real es segunda con doce puntos. El Zenit, primero con trece. El que gane ocupará la primera posición del grupo L y el que pierda será segunda. Al Zenit, eso sí, le vale el empate. No hay más discusión ni posibles empates. Quien pase como primero tendrá la ventaja de enfrentarse en los dieciseisavos de final contra uno de los segundos de grupo de la Europa League, o uno de los cuatro peores terceros de la Champions. La Real, en todo caso, evita en este primer cruce decisivo tanto al Zenit como a los equipos españoles de la competición. La Real llega a esta última jornada como el máximo goleador de la competición, con quince. El Zenit es uno de los nueve equipos invictos de la Europa League, junto a Villarreal, Milán, AEK de Atenas, Atalanta, Olympique de Lyon, Sheriff Tiraspol, Salzburgo y Lazio. Solo los italianos han sumado tantos puntos como el Zenit y solo estos dos conjuntos han logrado más puntos que la Real.

El Zenit será el tercer equipo ruso que visite Anoeta, y la historia es muy favorable a la Real ya que consiguió la victoria en ambas ocasiones. La primera fue en la Copa de la UEFA de la temporada 1998-1999, cuando el Dinamo de Moscú fue derrotado con un contundente 3-0 bajo un diluvio con dos goles de Kovacevic y uno de De Paula. Ese resultado remató el 2-3 del partido de ida. La segunda, en la última ronda previa de la Europa League de la campaña 2014-2015, con el Krasnodar como rival. Aquel día Xabi Prieto hizo el 1-0 definitivo, que no fue suficiente ante la debacle en tierras rusas, un 3-0 que dejó fuera a la Real. Anoeta fue también el escenario del último partido de las dos fases de grupos, ambas de Champions, y el equipo txuri urdin no ganó en ninguna. Eso sí, el 1-1 ante el Galatasary de la 2003-2004 bastó para clasificarse, mientras que en la 2013-2014 el 0-1 ante el Bayer Leverkusen era ya intrascendente, pues la Real estaba ya eliminada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!