Miércoles, 22 de agosto de 2018

PRIMER EQUIPO

“En San Sebastián empecé a sentir cosas que no había sentido en otros lados y no quería dejar esto. La mejor decisión que he tomado fue quedarme en Donostia”

Carlos Vela jugará este miércoles su último partido con la camiseta de la Real Sociedad

Foto: Karlos Aginaga

Foto: Karlos Aginaga

Carlos Vela disputará este miércoles ante el Sevilla en Anoeta su último partido con la camiseta de la Real Sociedad. El mexicano se ha ganado el corazón de todos los aficionados txuri urdin desde su llegada a Donosti, y habló para Real Sociedad tv de todas las cosas que ha vivido aquí, de sus recuerdos, y de cómo ve a la Real en un futuro.

¿Te has hecho a la idea de que es tu último partido con la Real Sociedad? “Creo que de momento todavía no. Estoy muy tranquilo. Aún como que no me hago a la idea que es el último partido y los últimos días con la Real, pero sí que será emocionante y todos los recuerdos en un partido es muy bonito pero a la vez complicado, porque siempre decir adiós a un final de algo es algo que deja marcado y va a ser especial”.

Pena por dejar la Real Sociedad. “Igual no lo expreso de cara a la gente o a todo el mundo, pero claro que por dentro siento mucho. Al final son muchos años aquí, convivir con los mismos, hacer muchas amistades, convivir muchos momentos buenos con el equipo, pero yo lo que más me llevo es lo que va después del futbol. Todo lo bonito que me ha pasado en estos años. Es algo muy bonito y por más seas duro o frío siempre toca, y vas asentir cosas bonitas y que no pasan todos los días”.

¿Te imaginabas tanto tiempo en la Real? “Si soy sincero, y el otro día hablé con el presidente del tema, me imaginaba uno o como muchos dos años aquí, más por cómo se había dado mi carrera. Un año aquí como que ya lo exprimía, lo disfrutaba al máximo y cambiaba. Era la costumbre que tenía en la vida. Luego aquí fue llegar, sentirme cómodo, la gente me recibió de manera increíble y pensé: ‘por qué cambiar cuando estoy tan bien’, y empecé a ver cosas que no me habían pasado. Empecé a sentir cosas que no había sentido en otros lados y no quería dejar esto. Luego vino todo lo bonito que es tener una familia, un hijo, una novia, los amigos… ha sido la mejor decisión que he tomado, quedarme en San Sebastián”.

Cómo recuerdas tu llegada a Donostia y a la Real. “En general, la cultura vasca es un poco más cerrada. Es complicado entrar. Al principio sí noté que me recibían muy educados, muy bien, pero no entraba del todo. Me costó tiempo el ganarme la confianza de la gente, y a partir de ahí fue ya darme todo. Es complicado que te acepten y no a cualquiera aceptan, pero una vez que entras en su círculo o en su zona de confianza, y alguien que les aporta o les cae bien… cambia todo. Ahí fue donde realmente me di cuenta de que quería estar aquí y que era el lugar más adecuado para seguir mi carrera deportiva y mi vida, para poder madurar y aprender de gente como ellos. Y así ha pasado”.

Llevarse lo bueno y malo que ha pasado. “Cuando hablamos de cosas malas, me lo llevo también, porque en cualquier relación siempre hay momentos malos. En tu casa con tu novia, con tu familia… vas a tener momentos malos, momentos de bajón, donde te van mejor las cosas, donde te van peor, pero eso es lo que te hace ser mejor y querer más a algo o alguien, cuando ves que en los momentos malos siguen contigo y te siguen apoyando, siguen confiando… es cuando de verdad valoras. Cuando viene lo bueno es cuando piensas: ‘mira, tuve que pasar esto para llegar a lo otro’. Me llevo todo. No voy a olvidar nada aquí, ni los momentos malos, ni las liadas, ni las cosas buenas, obviamente, ni todo, pero creo que lo que más me llevo es el llegar a un equipo que, cuando me intentó fichar, era: ‘queremos salvarnos, es nuestro objetivo, es el no sufrir,  el tratar de estar ahí…’ y me voy de un equipo que, si no entra en Europa, es fracaso. Creo que ese cambio que hemos dado o que he ayudado a dar hace que haga muy especial el irme de aquí, porque lo dejo en una zona en la que estás arriba y donde veo que tiene mucho futuro para seguir luchando por cosas bonitas. Eso es lo que me llena de satisfacción, el poder decir que fui parte de todo esto”.

Qué te llevas en lo personal de todo este tiempo. “Me llevo mil cosas. La primera es una novia vasca y un hijo vasco, que eso para mí ya marca mucho tu vida. Decir de alguna manera que aquí empezó toda mi vida familiar, y que haya pasado aquí, donde me rodeé de gente que me dio todo, me trató increíble y me tratará increíble porque sé que volveré, seguiremos en contacto. Sé que no me voy a desentender tan fácilmente porque me van a venir a buscar seguramente, y tendremos la misma amistad que tengo ahora con ellos, pero no hay ninguna queja de nada, ni la ciudad donde disfruté, me divertí, comí increíble, ciudad increíble de bonita… creo que lo tiene todo para poder decir que fueron de los mejores años de mi vida”.

Nuevo equipo en Los Angeles. “Llevaba tiempo ya con las ganas de probar una aventura nueva, de estar cerca de mi país donde mi familia puede venir más seguido y yo puedo ir más de continuo también a mi casa, donde siempre me ha llamado mucho la atención la forma de cómo viven, de cómo dejan vivir a la persona de al lado, de cómo se toman la filosofía del fútbol… y siempre ha sido un país donde he tenido ganas de vivir. Yo sabía que tarde o temprano iba a probar el vivir ahí, trabajar ahí y llegó el momento. Yo creo que llegó el momento, la ciudad adecuada, el proyecto que estaba buscando, y donde aquí ya llevaba tiempo también pensando que necesitaba cambiar, ya he dado todo por el equipo y creo que a todos nos va a venir bien un cambio. Fue por eso que tomé la decisión en este momento”.

Despedida este miércoles en Anoeta. “Ojalá que pueda despedirme con un triunfo en Anoeta, donde pueda disfrutar del última día con la afición, con mis compañeros y con todos de buena manera, pero pase lo que pase el miércoles no van a empañar estos 6 años que he vivido. Me da igual el resultado, me da igual el partido, si juego o si no juego, si juego mal, obviamente quiero lo mejor y que sea por la puerta grande, pero es algo que ya tengo marcado y que no va a cambiar nada de lo que pase el miércoles”.

Hablar a su hijo de la Real Sociedad. “Tendré que traerlo para que de verdad vea lo que es la Real, que pueda conocer todo lo que viví aquí, donde jugaba, donde entrenaba, con quien me relacionaba… y poder expresar así lo que realmente fue, porque al final con palabras es complicado llegar a decir qué tan bonito fue todo. Yo creo que tiene que vivirlo. Por lo menos que sienta lo que yo sentí, y que pueda imaginar lo bonito que lo pasé aquí y lo mucho que lo disfruté”.

Mensaje a la afición. “Simplemente quiero decir que de todo corazón, muchas gracias por todo, por estar ahí en los buenos y en los malos momentos, y que llevan un lugar en mi corazón para siempre. Esto es un ‘hasta luego’, esta no va a ser la última vez que nos veamos y ojalá puedan seguir disfrutando de la Real, de seguir disfrutando de Carlos Vela aunque sea en la distancia, pero que les guardo mucho cariño y que aquí tienen un aficionado más a partir del jueves, y esperemos que acabemos bien y que el miércoles los quiero ver ahí por última vez”.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!