Jueves, 17 de octubre de 2019

Media hora infernal hunde más a la Real

VILLARREAL 4-2 REAL SOCIEDAD. LA CRÓNICA

Foto: @RealSociedad

Foto: @RealSociedad

Ni el más pesimista podía esperar algo así. Cuando un partido termina 4-2 y una nueva derrota se suma a todos los malos resultados anteriores puede parecer fácil comenzar a escribir una crónica con adjetivos como horror, vergüenza, esperpento, apatía, resignación… y sin embargo, lo que más siento en estos momentos es tristeza.

Una tristeza que no solo la traen los malos resultados, porque perder es algo que ocurre a lo largo de una temporada, es pena en el sentido de que a la Real Sociedad le han robado el alma. No hace tanto que este equipo enamoraba no solo a su afición, sino a todos los aficionados al fútbol. Cuando jugaba la Real se olía que  algo iba a pasar. Goles, buen juego, un equipo sin miedo y capaz de ganar a cualquiera.

En estos momentos, los jugadores txuri urdin, en cuanto sufren un golpe durante un partido se hunden. Son presa de sus nervios, un equipo al que se le nublan las ideas y se bloquea. El rival lo nota y aprovecha para hacer más daño. Saben que tienen a su víctima contra las cuerdas. Es como ver a 11 hombres lastrados por una presión que parece les pesara kilos sobre sus espaldas. Son el único conjunto de Primera División que todavía no sabe lo que es ganar en 2018 y cosecha cuatro derrotas consecutivas, algo que no pasaba desde 2011.

Cuando empezó la liga, el Villarreal y la Real Sociedad eran rivales directos en el objetivo de pelear por plazas europeas al final de temporada. Es más, los txuri urdin se mostraban más candidatos que los ‘amarillos’ ya que en el segundo partido de liga que enfrentó a estos dos conjuntos en Anoeta, los donostiarras pasaron como un rodillo sobre el ‘submarino amarillo’ y le ganó 3-0. ¿Qué ha pasado desde entonces? Entre otras cosas que la clasificación muestra que el Villarreal es cuarto en estos momentos con 40 puntos, mientras que la Real empieza a asustarse mirando a los que tiene por debajo en lugar de arriba. ¿Por qué? Evolución.

Desde hace un tiempo se llevaba reclamando a Eusebio un cambio de planteamiento. Sin traicionar el estilo, pero al menos sí meter alguna variante que permitiera a la Real no ser tan previsible ni resultar sorprendida siempre por el contrario.

El técnico de La Seca eligió un escenario complejo para llevar a cabo las probaturas, pero es que en este caso no fueron unos cambios, fue una revolución por todo lo alto.

El primero tuvo lugar en la portería. Toño jugó de titular en lugar de Rulli. El argentino era suplente en liga después de 62 encuentros continuos en este campeonato de la regularidad, y el pobre Toño no pudo tener peor debut. Encajó cuatro goles, y a pesar de ello no se le puede echar la culpa de semejante sangría. Además jugó con 3 centrales, cuatro hombres por delante y 3 arriba. Metió a Januzaj en una posición mucho más retrasada de la que es habitual, por lo que el belga perdía así toda su efectividad en carrera cuando quería ir hacia la portería contraria.

Independientemente del sistema utilizado cada vez queda más claro que urgen cambios de jugadores. Hay futbolistas en estos momentos en el once que no están al nivel suficiente como para ocupar un hueco en la alineación titular. Así no se puede competir y las jornadas pasan y pasan…

Encajamos goles de manera sonrojante. Estamos que lo regalamos. Nos los meten de falta directa, de cabeza, penalti, desde fuera del área, de vaselina, de churro… una llegada al área del contrario es sinónimo de contar con un porcentaje alto de acabar la pelota en el fondo de la red. El Villarreal en el primer tiempo tuvo cinco ocasiones y metió cuatro. Una historia que se repite.

Hoy en día jugar contra la Real es lo mejor que le puede pasar al resto de equipos de Primera División. Hasta ese punto hemos llegado…

Partido sentenciado en la primera parte

Casi se podría decir que no hubo primera parte. La Real Sociedad sufrió un varapalo en tan poco tiempo y dejó una sensación tan negativa y preocupante, que dificulta hacer cualquier análisis o cronología. Los de Eusebio fueron incapaces de hacer daño, salvo en el gol de estrategia de Llorente. Solo un milagro de Lourdes podía permitir soñar con dar la vuelta a la situación en el segundo tiempo.

Solo le hicieron falta cuatro minutos al Villarreal para adelantarse. Lo que tardaron los de Castellón en meter un centro al corazón del área y el central Víctor Ruiz, solo absolutamente y sin que nadie le marcara, se adelantó a Navas para cabecear el cuero al fondo de la red. La caraja esta vez llegó antes de lo que es habitual.

Cuando se hacen tantos cambios en un partido y encima encajas gol tan pronto sucede lo que se veía sobre el césped del estadio de La Cerámica, y era una Real a la que costaba reconocer y a la que el cambio de dibujo no le estaba dando resultados.

El 2-0 llegó en el minuto 17. Navas cede un balón a Toño, al que deja vendido, y lo aprovecha Fornals para hacer el segundo. Se avecinaba tormenta… que no tardó en estallar. Solo dos minutos después de ese tanto, Bacca establecía el 3-0. Gran contra de Enes Ünal por el centro del ataque y tras jugar en largo sobre la carrera de Bacca, el colombiano superó en velocidad a Diego Llorente y tras sortear a Toño, puso el tercero en el marcador.

En 20 minutos el Villarreal había sentenciado el partido, o eso parecía. Cinco minutos después Diego Llorente maquillaba el marcador haciendo el 3-1 después de una falta botada por Illarramendi. El madrileño ganó a los defensas del Villarreal en el salto y cabeceó al fondo de la red. Volvía una mínima esperanza de que la Real pudiera meterse en el partido. De hecho primero Zubeldia  y después Xabi Prieto pudieron hacer el segundo, pero cuando algo mejor estaba la Real, el Villarreal golpeó de nuevo.

Corría el minuto 33 cuando Castillejo se sacó un golazo de la chistera. Llegó por la derecha y tras pisar área con peligro superó a Iñigo Martínez y con la zurda puso el cuero en el palo opuesto para hacer el 4-1. Cuatro llegadas, cuatro goles.

Ahora sí que la remontada era una utopía con letras mayúsculas, en negrita y subrayado.

Con este marcador se llegó al descanso.

Gol de Willian José para maquillar el resultado

Tras la reanudación, a la Real solo se le podía pedir que no se dejara llevar por el resultado y no bajara los brazos. Aunque solo fuera por orgullo y  vergüenza de la afición.

El equipo mostró mejor cara en los segundos 45 minutos y de esta manera Willian José hizo el 4-2 en el minuto 58. Balón que cede Illlarramendi a Zubeldia, este se la da a Willian José, y el brasileño se gira y con potencia lanza desde fuera del área para batir a Asenjo. Lástima que este jugador que ha vuelto a recuperar su olfato goleador no pueda rentabilizar sus goles en puntos. O más bien, la Real.

Los donostiarras tiraron de corazón pero poco más pudieron hacer. Ni siquiera Odriozola tuvo su tarde.

Lo mejor que podía ocurrir era el final del partido.

El experimento no funcionó y ahora el equipo deberá volver a creer en lo que hace, esa frescura que tan buen resultado le dio el año pasado y a comienzo de temporada, algo que cada vez se antoja más complicado. Con esta derrota, la Real Sociedad se queda con 23 puntos en 15ª posición, a 6 del descenso que ahora marca el Deportivo que tiene 17 puntos y a 9 de Europa, posición que hasta la fecha ocupa el Sevilla.

Precisamente el siguiente encuentro será ante los gallegos el viernes que viene en Anoeta a las 21 horas. Una final para los dos. Qué tristeza.

FICHA TÉCNICA

Villarreal: Asenjo; Mario, Víctor Ruiz, Bonera, Jaume Costa; Castillejo (Castillejo 89’), Rodri, Trigueros, Fornals; Bacca (Cheryshev 64’) y Enes Ünal (Soriano 84’).

Real Sociedad: Toño; Odriozola, Llorente, Raúl Navas, Iñigo Martínez; Zubeldia (Guridi 77’), Illarramendi; Xabi Prieto (Agirretxe 86’), Oyarzabal, Januzaj (Canales 62’) y Willian José.

Goles: 1-0 Víctor Ruíz (min. 04’); 2-0 Fornals (min. 17’); 3-0 Bacca (min. 20’); 3-1 (Llorente 24’); 4-1 (Samu Castillejo 34’); 4-2 (Willian José 58’).

Árbitro: Carlos Del Cerro Grande, del Comité de Árbitros de la Comunidad de Madrid. Amonestó con amarilla a Jaume Costa del Villarreal y a Raúl Navas de la Real Sociedad.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!