Domingo, 16 de diciembre de 2018

SANSE

El Sanse se queda atrás en el primer puerto

Los potrillos pierden por la mínima contra el Mirandés a pesar de merecer como mínimo el empate

Foto: @RealSociedad

Foto: @RealSociedad

El Sanse encara el tramo final de temporada con la ilusión de conseguir una de las cuatro plazas de play-off. Lo hace ante los tres equipos que están en esos puestos, por lo que los encuentros se asemejan a las etapas de montaña con más de un puerto de Hors Catégorie que tanto sufren los ciclistas en el Tour de Francia.

El primer escollo sería ante el Mirandés, segundo clasificado que antes de visitar Zubieta se encontraba solo un punto por encima de los potrillos. No fue fácil jugar en las condiciones climatológicas, ya que el sol y las altas temperaturas supuso que los jugadores se fatigasen rápidamente. Tampoco fue fácil para los aficionados locales y visitantes -alrededor de 100-, que colapsaron el bar del campo José Luís Orbegozo.

La primera media hora fue intensa en cuanto a ocasiones y ritmo de juego, lo que pudo propiciar que los jugadores, sobre todo los donostiarras, llegasen con el depósito en reserva a los últimos minutos de partido.

Fue el Sanse quien más ocasiones dispuso, mientras que los entrenados por Alfaro trabajaron bien en defensa para después intentar sorprender en una contra a los potrillos. A pesar de las numerosos acercamientos de los donostiarras, fue el Mirandés quien tuvo la más clara de la primera mitad, a la media hora de juego. Zubiaurre se lució sacando una mano salvadora tras el chut desde área pequeña del visitante Borja Sánchez. Antes, Luca Sangalli y Olaizola lo intentaron pero sin problemas para el meta Reguillos.

En la segunda mitad, la tónica del partido continúo siendo la misma, con un Sanse más volcado en ataque. Cerca del minuto 70 llegó el único tanto de la tarde, después de que un mal pase de Lapeña a Gorostidi lo aprovechasen los visitantes y Rahmani superase a Zubiaurre. El meta fue amonestado por protestar una posible falta a ‘Kako’ Sanz en la asistencia al goleador, y las imágenes demostraron que recibe una patada, por lo que el gol no debió ser subido al marcador.

Los visitantes defendieron más que nunca con un muro defensivo impenetrable para los potrillos. Para superar esa barrera, Zulaika dio entrada a Álex Sola y Dávila por Olaizola y Celorrio. Estos cambios llegaron tarde para los aficionados, ya que el entrenador les dio entrada 10 minutos después del gol.

El Sanse jugó los últimos 5 minutos más el descuento con uno más después de que el colegiado expulsase a Roberto López por sacarle la segunda amarilla tras hacer una falta al borde del área. Lapeña mandó al larguero ese saque de falta.

Los donostiarras se iban quedando sin tiempo y finalmente los tres puntos viajaron a Miranda de Ebro, alejando a los potrillos a cuatro puntos de los visitantes, que se han puesto líderes momentáneamente a falta de que el Sporting B juegue su partido ante la UD Logroñés.

El segundo puerto de Hors Catégorie del Sanse será el partido ante el filial sportinguista, que se disputará el domingo 29 de abril a las 11.30 horas en Mareo. Solo quedan tres finales.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!