Domingo, 16 de diciembre de 2018

El tren europeo de la Real descarrilla en el Pizjuán

SEVILLA 1-0 REAL SOCIEDAD. LA CRÓNICA

Foto: @RealSociedad

Foto: @RealSociedad

El Sevilla se llevó un partido en el que no tuvo que esforzarse demasiado por doblegar a su rival. El conjunto hispalense, que llegaba a esta jornada en horas bajas y confiando en el efecto Caparrós, tenía enfrente a la Real Sociedad de Imanol, que aterrizaba en el Pizjuán con una dinámica completamente contraria, en mejoría y aferrándose a la última oportunidad de reengancharse al furgón de equipos que luchan por la séptima plaza.

Una mayor intensidad en la primera media hora de partido, un penalti absurdo de Llorente y una Real sin ideas y menos punch que hace una semana fueron cuestiones suficientes que le bastaron a los hispalenses para llevarse el partido. Tras esta derrota, la Real Sociedad se puede decir que dice adiós a las ilusiones de estar la próxima temporada en Europa. Le faltaron ideas, ritmo y tensión, y además tuvo en Moyá a su mejor jugador. Willian José fue una isla en ataque y el mediocampo realista estuvo desaparecido prácticamente todo el encuentro. Illarra no tuvo su noche, no solo ya por no poder ejercer su hegemonía en la zona del medio campo, sino porque no estuvo fino en la conducción del balón y perdió el esférico en varias ocasiones.

Imanol apenas introdujo novedades en el once inicial respecto al derbi, salvo la obligada de Odriozola en lugar de Aritz lesionado, y la presencia de Llorente en la defensa por Héctor Moreno. El equipo que saltó al césped del Sánchez Pizjuán fue el formado por Rulli, Odriozola, Navas, Llorente, De la Bella, Zurutuza, Illarramendi, Canales, Oyarzabal, Januzaj y Willian José.

El Sevilla comenzó mejor que la Real, que lo que mejor hizo en la primera parte fue aguantar los envites sevillistas, un conjunto el de Caparrós que fue superior al txuri urdin en esos 45 minutos. El técnico de Utrera empleó un estilo parecido al de Imanol, más práctico y directo que por el que venía apostando Montella, lo que sorprendió a los guipuzcoanos. Esta disposición en el campo impedía que la Real pudiera robar la pelota, y las pocas veces que lo conseguía no lograba jugar en largo. Lo mejor de esa primera parte fue el 0-0, ya que el equipo donostiarra estuvo inoperante en ataque, solo con Odriozola intentándolo por su banda. Los de Imanol no regalaron muchos balones, pero apenas ofrecieron nada tampoco en cuanto a juego combinativo.

Leve mejoría en el segundo tiempo

Tras la reanudación llegó el jarro de agua fría. Apenas habían pasado dos minutos del segundo tiempo, cuando Llorente hizo un penalti absurdo a Sandro. Penalti porque lo decretó el árbitro, pero fue más que dudoso. Banega no falló desde los 11 metros y el partido se puso aún más cuesta arriba.

El Sevilla cambió su disposición táctica tras el gol, y paso a replegarse y a dejar el balón a la Real, que era incapaz de encontrar huecos en la defensa local. Los de Caparrós por su parte salían a la contra cuando tenían oportunidad y buscaban los espacios que dejaban los realistas. A Moyá le tocó ganarse el sueldo, y vaya que si lo hizo. De hecho fue el mejor de los donostiarras en todo el encuentro con paradas de enorme mérito.

Los de Imanol lo intentaron con un disparo a la media vuelta de Willian José que salió muy centrado a las manos de Soria, y con lanzamientos lejanos de Canales. Pero el Sevilla atrás apenas sufría.

A falta de 6 minutos para terminar el choque, Latre no señalizó un penalti sobre Juanmi, muy parecido al que sí pitó en los primeros minutos del segundo tiempo. Apenas hubo tiempo para más y el colegiado decretó el final del partido.

Tras esta derrota la Real Sociedad se despide del sueño de estar en Europa la próxima temporada. Se pusieron las pilas tarde y en fútbol nadie perdona, y menos si se trata de alcanzar un objetivo ambicioso que este año ha estado más barato que nunca.

A los txuri urdin todavía les quedan dos partidos por delante, y en el siguiente tienen el deber de ganar por un doble motivo: regalar a su sufrida afición un triunfo en el último partido de la temporada en Anoeta, y además despedir a Xabi Prieto y Carlos Martínez de la mejor manera posible. Con juego, con goles y con una victoria. No se merecen otra cosa.

Ficha técnica:

Sevilla FC: David Soria, M. Layún, Mercado, Lenglet, Escudero (cap), Roque Mesa (Geis, min.79), Nzonzi, Ever Banega, Nolito (Correa, min.69) Sarabia (Vázquez, min.86) y Sandro.

Real Sociedad: Moyá, Odriozola, Llorente R., Raúl Navas, De la Bella (Rodrigues, min.89), Illarra (cap), Zurutuza, Januzaj (Juanmi, min.67), Canales, Oyarzabal (Bautista, min.81) y Willian J.

Goles: 1-0: Ever Banega, min.47.

Árbitro: Jaime Latre. Ha amonestado a los locales M. Layún, Ever Banega, Mercado y a los visitantes Zurutuza y Willian José.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

error: ¡El contenido está protegido!